Solo quedan dos días para que el Málaga CF se enfrente al Eibar y los jugadores lo han notado. Un entrenamiento de dos horas y media, una de vídeo y el resto en el campo, ha puesto a punto a los futbolistas ante un jornada en LaLiga SmartBank que podría ser decisiva por abajo. Estiramientos, trabajo de carga física, rondos por grupos y labor técnico-táctica han sido los grandes protagonistas de una vuelta al verde del Anexo marcada por la habitual intensidad de Pablo Guede.

La reincorporación de los lesionados en el Málaga CF sigue su curso. El primero en hacerlo este jueves ha sido Hicham con un regreso progresivo junto al resto de sus compañeros. Quien continúa haciendo trabajo en solitario es Pablo Chavarría con carrera continua y tocando balón con la vigilancia de Toni Tapia, el readaptador físico del club. Por su parte, Adrián López se mantuvo en el gimnasio en plena recuperación de sus molestias en el cuádriceps derecho y le acompañó Genaro, jugador clave en los esquemas del técnico, con trabajo preventivo a solo dos días del partido.

Como ya es habitual en los entrenamientos del primer equipo, la sesión estuvo completada por los canteranos: Dani Strindholm, Ismael Gutiérrez, Kevin, Roberto, Benítez y el juvenil Andrés Caro.

Este viernes tendrán un último entrenamiento a las 10.30 horas, ya en La Rosaleda, para terminar de ajustar los detalles previos al encuentro de este sábado. A mediodía, después de la sesión, habrá rueda de prensa de Pablo Guede como previa del partido ante el Eibar.