La temporada del Málaga CF en cuanto a objetivos deportivos concluyó el sábado pasado tras conseguir la permanencia matemática pese a caer frente al Burgos en La Rosaleda. Sin embargo, aún queda algo por lo que sería importante hacer un último esfuerzo. Además de por el honor y por lavar la imagen bochornosa dada en muchas fases de la temporada, una victoria en Lugo permitiría al conjunto blanquiazul avanzar uno o dos puestos en la clasificación final y aumentar sus ingresos por los derechos de televisión.

El Málaga es 18º con 45 puntos y tiene justo por delante al Sporting de Gijón, con 46, y al Lugo, con 47. Ganando en el Anxo Carro, los de Guede pasarían en la clasificación a los gallegos y solo tendrían que esperar el tropiezo de los rojiblancos en El Molinón ante Las Palmas para poder terminar el curso en 16ª posición.

Aunque parezca insignificante a estas alturas de la película, avanzar dos puestos en la tabla le darían al club de Martiricos la oportunidad de ingresar más de 100.000 euros más en concepto de derechos de TV que si quedasen en el puesto 18, justo por encima del descenso.

Es difícil calcular el montante exacto, pero atendiendo a las cifras de las temporadas anteriores se puede hacer una aproximación. Cada puesto ganado en la clasificación podría suponer un aumento de en torno a 60.000 euros, por lo que adelantar al Sporting y al Lugo aportaría a las arcas unos 120.000 euros más. En la situación financiera en la que se encuentra la entidad de La Rosaleda, cada euro es importante. Por ejemplo, esa cantidad es superior al sueldo de un jugador que pudiera llegar cobrando el mínimo de la categoría, como ocurrió en campañas anteriores por las limitaciones económicas y las sanciones a las que tuvo que hacer frente el club.

El reparto de los derechos de TV en la categoría de plata viene dictado por Decreto Ley. El 70% del montante total se reparte a partes iguales entre los participantes; un 15% se distribuye en función de las audiencias, venta de abonos y otros ingresos relacionados con las taquillas y el último 15% se divide por méritos deportivos. En Primera se tienen en cuenta las últimas cinco temporadas para hacer este reparto, pero en LaLiga SmartBank solo computa la presente temporada. Es ahí donde radica la diferencia entre terminar 16º o 18º, aunque a simple vista pudiera parecer irrelevante.

Convencer a los jugadores de la importancia de ganar en Lugo es la dura tarea que tienen por delante el cuerpo técnico y demás dirigentes del club. El ambiente está caldeado, limpiar la imagen no estaría demás y conseguir ese ingreso extra para la cuentas del club, tampoco.