Punto y final a la relación entre Ismael Casas y el Málaga CF. El futbolista le quedaba un año de contrato pero el club de Martiricos le deja marchar al AEK Larnaca de Chipre a cambio de guardarse un porcentaje de una hipotética futura venta.

El lateral de Linares ha tenido un papel secundario esta temporada y ha decidido salir en busca de seguir progresando como futbolista. Este curso ha estado a la sombra de Víctor Gómez e incluso cuando el catalán no ha estado disponible le ha costado entrar en el once. Su mejor partido fue ya con Pablo Guede en Tenerife, donde dio la asistencia del 0-1 y cuajó una gran actuación defensiva.

El zaguero diestro debutó con el primer equipo en la primera jornada de la temporada 2019/20 en Santander, en un equipo plagado de canteranos por las circunstancias. Desde entonces, ha participado en 43 encuentros de LaLiga SmartBank y 3 de Copa del Rey con el primer equipo blanquiazul, pero nunca ha tenido la continuidad necesario para seguir creciendo y hacerse un fijo. Ahora, el club entiende que lo mejor es una salida, con la posibilidad de obtener algún ingreso en el futuro si el AEK Larnaca lo traspasa.

El Málaga CF recupera en esa posición a Iván Calero, que regresa tras su cesión en Alcorcón en la segunda parte de la temporada, y tendrá que buscar en el mercado un lateral derecho de garantías. Tras terminar el año préstamo de Víctor Gómez, ahora es Ismael Casas el que deja aún más huérfano el lateral diestro de la zaga blanquiazul.

"El Málaga CF le desea la mejor de las suertes a Ismael, tanto en su proyección como jugador como a nivel personal", reza el comunicado del club.