El Málaga CF y Andrés Caro han acordado la ampliación de contrato del joven central hasta 2025. El futbolista de 18 años estaba vinculado al club hasta el término de esta próxima temporada (2023) y con este pacto sellado estará ligado a la entidad de Martiricos otras dos campañas más.

Pese a su corta edad, Andrés Caro ya estuvo el año pasado metido de lleno en la dinámica del primer equipo, teniendo incluso protagonismo sobre el césped en el tramo final de LaLiga, y ya en este curso que arranca a mediados de agosto será considerado como uno de los centrales de la primera plantilla a todos los efectos. Por temas de límite salarial, es probable que mantenga ficha del filial, pero para Pablo Guede será igual de importante que cualquier de los otros defensas del equipo blanquiazul.

El club malagueño consigue atar de esta manera a una de las jóvenes promesas de su cantera, que ya en esta pasada temporada tuvo la oportunidad de debutar con la selección española Sub-18.

La dirección deportiva encabezada por Manolo Gaspar sigue peinando el mercado en busca de refuerzos para el centro de la zaga, pero lo que está claro es que Andrés Caro será una de las piezas que tendrá Guede a su disposición en esa demarcación. El Málaga cuenta también con Juande y está a un paso de cerrar a Unai Bustinza, que debe terminar de pactar su rescisión con el Leganés para llegar libre a la Costa del Sol. En estos momentos, los blanquiazul también tienen en nómina a Mathieu Peybernes, con el que el técnico argentino no cuenta. Sin embargo, su representante dijo hace pocos días que su deseo era el de continuar en el equipo. Termine o no saliendo el francés, La Cueva busca, como mínimo, otro refuerzo en el puesto de central, además del de Bustinza.

El club difundió a través de sus medios oficiales las primeras palabras de Caro tras haber cerrado su renovación hasta 2025: «Es un día que llevaba mucho tiempo esperando. Para mí, poder seguir unos años más en el club de mi vida, como he dicho muchas veces soy malaguista y malagueño, es una alegría inmensa», aseguró. «Es un día inolvidable. Cuando venía de chico de recogepelotas o saliendo al campo de la mano de los jugadores... poder formar parte de la plantilla del Málaga CF es un sueño y voy a trabajar para poder seguir aquí muchos años», añadió.

 Caro aún tiene 18 años y el curso pasado, todavía en edad juvenil, ya estaba integrando plenamente en el día a día del primer equipo. «Todo está yendo demasiado rápido. Con la edad que tengo y lo que he vivido ya, pero creo que soy lo suficientemente maduro para llevarlo bien. Tanto piropo no siempre es bueno, hay que tener los pies en el suelo y ser consciente de que tienes que trabajar en el día a día. Tengo muchas ganas de ponerme las botas, la equipación y poder disfrutar de jugar en La Rosaleda en la afición. Seguro que va a ser una temporada bonita para todos», explicó.

Trayectoria en el club

Llegó en edad benjamín procedente del CD Rincón en 2011. Su progresión en todas las categorías inferiores del club ha sido meteórica. La muestra más palpable fue la campaña 20/21, en la que con ficha del Juvenil ‘B’ (Liga Nacional) se asentó en el Juvenil ‘A’ (División de Honor), debutó con el Atlético Malagueño en Tercera y también con el Málaga CF en LaLiga SmartBank, un 30 de mayo de 2021 en La Rosaleda ante el CD Castellón (3-0), con apenas 17 años.

En el pasado curso 21/22 Andrés, aún con ficha juvenil, continuó alternando su presencia con el primer equipo (7 partidos de Liga), el Malagueño (16 encuentros) y el Juvenil ‘A’ (10 choques). Además, tuvo el premio de haber sido internacional en dos ocasiones (1 gol) con España en categoría Sub-18.