Muchas luces y algunas sombras en el segundo amistoso en abierto de la pretemporada. El conjunto blanquiazul cayó por 2-0 frente al Cádiz, pero dejó muy buenas sensaciones en diferentes fases del partido. Se vio de nuevo a un equipo que quiere tener buen trato de balón, que va siempre hacia adelante y suma en campo rival muchos efectivos. Pero eso también tiene sus riesgos, como se vio en el segundo tanto amarillo. Hay cosas por corregir, de nuevo el equipo volvió a encajar a balón parado y se vio sorprendido en varios contragolpes, pero ya se ven mimbres que invitan a pensar en una temporada divertida.

El conjunto blanquiazul volvía a saltar al césped con un esquema con tres centrales. El Málaga salió con Manolo Reina, Juanfran Moreno, Ramalho, Juande, Moussa, Issa Fomba, Escassi, Luis Muñoz, Jozabed, Rubén Castro y Fran Sol. Un once, con salvedades, que ya empieza a parecerse a lo que puede ser el que actúe en la primera jornada en Burgos.

La puesta en escena del equipo de Guede no pudo ser mejor. Tras más de un minuto y medio controlando el balón con sentido, buscando los espacios, Luis Muñoz estrelló un balón en el palo con un chut desde la frontal del área. Tres minutos más tarde, Rubén Castro cabeceaba flojo a las manos del meta rival tras un centro desde la derecha de Juanfran Moreno.

A los 11 minutos de juego llegó la peor noticia del partido. Juande, que ya estaba entrando en dinámica, volvía a tener problemas musculares y debía abandonar el terreno de juego. Genaro Rodríguez tenía que sustituirle. Y en la acción siguiente, el Cádiz se ponía por delante. El exmalaguista Luis Hernández cabeceara un envío desde el córner y batía a Manolo Reina. El Hull City hizo dos tantos de esta manera, ahora nuevo fallo ante los de Sergio. Le toca trabajar a los blanquiazules en este sentido.

El Málaga estaba agradando. Dominó buena parte de la primera mitad, elaboraba jugadas desde atrás, buscaba en todo momento la portería rival y era capaz de llegar al área contraria con muchos efectivos. Issa Fomba y Juanfran hacían daño desde los costados, lo intentó Fran Sol en jugada personal, también Rubén Castro con un testarazo que sacó un zaguero rival en la línea de gol... Pero el tanto no llegaba. 

Y el que sí acertó antes del descanso fue el ‘Choco’ Lozano. Aprovechó una contra provocada por un despeje fallido de Genaro y se plantó solo ante Manolo Reina para hacer el segundo. De la misma forma, al contraataque, pudo hacer Lucas Pérez el tercero, pero su intento se marchó por encima del larguero.

Guede introdujo ocho cambios tras el descanso. Solo continuaban Manolo Reina, Moussa y Genaro, que había entrado por el lesionado Juande. Haitam, Caro, Olmo, Dani Lorenzo, Ramón, Febas, Loren y Chavarría, al campo. Los blanquiazules siguieron con la misma propuesta, y a los 60 minutos a punto estuvo Haitam de hacer un golazo. Su trallazo dio en el poste.

Problemas físicos también para Pablo Chavarría en el ecuador del segundo acto. Minutos para Álex Rico. Tras la pausa de hidratación del segundo acto, el encuentro bajó de ritmo y ya solo se vieron algunas tímidas intentonas en ambas áreas.

Derrota de la que se pueden extraer los fallos a mejorar. Los goles llegaron en una jugada a balón parado y en otra acción a la contra. Aún así, buen Málaga durante los primeros 45 minutos. El estreno liguero está cada vez más cerca.