El culebrón del verano en clave blanquiazul podría estar en su tramo final, o al menos eso transmiten los medios portugueses. Tanto A Bola como Record, dos medios deportivos de referencia en el país vecino, afirman que Ricardo Horta está cada vez más cerca de convertirse en nuevo jugador del Benfica. Las negociaciones entre el club lisboeta y el SC Braga siguen su curso y el acuerdo podría estar próximo a concretarse.

El presidente del Braga, António Salvador, se ha mantenido firme durante todo el verano en no dejar marchar a Horta por debajo del precio de su cláusula -30 millones de euros-, pero hace unos días reconoció que había un pacto con el jugador para dejarle salir si traía una oferta de 20 millones. Todo apunta a que el montante total no alcanzará esa cifra pero sí estaría en torno a los 15 millones. Desde Record informan de que el acuerdo no llegará antes del partido de este domingo de la primera jornada de la liga portuguesa entre el Braga y el Sporting CP.

Si se concreta el traspaso, el primer y gran paso ya estará dado. Pero luego falta un segundo escollo que también podría alargarse. Todo dependerá de la buena voluntad del SC Braga de cumplir su acuerdo con el Málaga CF. António Salvador amenazó al club blanquiazul con que no vería ni un solo euro de la operación al haber roto la confidencialidad del contrato, según su parecer. Pero en el Málaga CF están plenamente convencidos de que les corresponde una parte importante de la cuantía de la venta de Horta y reclamarán lo que les corresponde. La entidad de Martiricos podría llevarse hasta el 33% del traspaso, es decir, entre 4 y 5 millones de euros, según las cifras de las que se están hablando.

Una ve se complete el pase de Horta y el Braga haya accedido a dar su parte al Málaga, el club blanquiazul vería como ese ingreso extra, inesperado hace unos meses, elevaría notablemente su límite salarial para acometer varias operaciones de nivel de aquí al final del presente mercado estival de fichajes. Eso sí, se tendrían que dar esos dos condicionantes, que termine de sellarse la venta y que el club dirigido por António Salvador dé a tiempo su parte al Málaga. Si esto último no ocurre, el club de La Rosaleda irá con todo a reclamar su porcentaje de la transacción.

"Hicimos lo que teníamos que hacer, nos pusimos en contacto con el Braga. Tenemos nuestros derechos si rechazan una oferta. Cuando acabe el mercado actuaremos. La dirección deportiva no trabaja contando con ese fichaje". Poco más que añadir a estas declaraciones que hizo hace unos días José María Muñoz, administrador judicial del Málaga CF.