El penúltimo ensayo de pretemporada ha tenido que dejar muy frío a más de uno. El Málaga CF hizo, probablemente, el peor encuentro de los amistosos que ha disputado este verano. Más allá de la derrota (0-2), se vio a un conjunto blanquiazul muy inoperante en ataque y con varias lagunas defensivas, en la segunda mitad, que propiciaron los dos tantos del Al-Nassr. Que nadie se alarme. Sistema nuevo, una alineación con varios experimentos y jugadores que muy probablemente no sean de la partida dentro de ocho días en Burgos, pero si alguien pretendía disparar su ilusión con este enfrentamiento, a una semana del arranque de LaLiga SmartBank, sin duda no vio cumplidas sus expectativas.

Guede sacó un once «mixto», por así llamarlo, con algunos jugadores con bastantes posibilidades de ser titulares dentro de una semana en Burgos y otros que lo van a tener más complicado. Apostó por Yáñez en portería. En la zaga utilizó a Andrés Caro, Esteban Burgos, Ramalho y Víctor Olmo. Por delante, Escassi, Luis Muñoz, Fomba echado hacia la derecha y Álex Gallar entre líneas. Y arriba, jugó de inicio con Adrián y Loren, teóricos suplentes de Rubén Castro. 

El conjunto blanquiazul dominó los primeros minutos del partido. Con mucha cautela, intentaba siempre mantener el orden y la posesión, sin cometer errores. Pero faltaba chispa arriba. La primera ocasión de peligro llegó casi al cuarto de hora, con un disparo directo de falta de Álex Gallar que detuvo el meta rival.

Al encuentro le faltaba mucho ritmo, los de Guede querían llevar la iniciativa, pero sus transiciones eran demasiado lentas y al Al-Nassr le daba tiempo a colocarse. Las dos mejores oportunidades del primer tiempo las tuvo en su cabeza y en su pie Loren Zúñiga. En la primera, Waleed le negó el gol con una buena parada que desvió el testarazo. Y poco después, el canterano hizo un gran control orientado pero remató demasiado cruzado en el mano a mano.

Tras el descanso, Dani Lorenzo y Haitam entraban al verde por Adrián y Álex Gallar. No cambió un ápice el encuentro tras los 15 minutos de asueto. Poco ritmo, pocas ocasiones y con el Málaga casi sin ser capaz de amenazar la portería rival. Había intensidad, eso sí, se vio alguna que otra entrada a destiempo, pero fútbol bastante poco.

Hasta que a los 63 minutos de partido, el equipo de Riad consiguió adelantarse en el marcador casi en la primera llegada de peligro que tuvo. Sami, dentro del área libre de marca, aprovechó un buen centro para batir a Rubén Yáñez. 

Nuevo cambio en el Málaga. Entraba Álex Rico por Issa Fomba. Y cinco minutos más tarde, Aboubakar hacía el 2-0. Ahora el centro fue desde la izquierda y el ariete camerunés conectó un remate potente al primer toque para batir de nuevo a Yáñez. Segundo tiempo para olvidar de los blanquiazules.

No se vio demasiada reacción en el Málaga por ir a buscar el gol que recortase distancias. Si la producción ofensiva de la primera mitad fue escasa, ya le del segundo acto brilló por su ausencia.

Mal encuentro del Málaga, que sumó su tercera derrota en el Marbella Football Center en esta pretemporada. Este sábado, piedra de toque seria frente al Granada CF en Los Cármenes. En este choque, sin ser todavía oficial, toca demostrar algo más ante un rival de la misma categoría.