Arturo Oliver Rivero, el malaguista más querido por la afición boquerona, ha fallecido en Málaga el 19 de septiembre de 2022. Aunque muchos no lo reconocerán por su nombre, sí lo harán por sus lágrimas: en 2010 se convirtió en un icono del Málaga CF cuando las cámaras captaron la emoción y el abrazo a su nieto en La Rosaleda al ver que Málaga se mantenía en la posición.

En su momento se convirtió en una de las imágenes más icónicas del equipo blanquiazul, al recoger los sentimientos que unen a los colores de los seguidores del Málaga Club de Fútbol.

Ahora, más de una década después, el "abuelo del Málaga" nos ha dejado y las redes sociales malaguistas homenajean su memoria con palabras de afecto, capturas del inolvidable instante entre abuelo y nieto o ilustraciones.

El propio club, ha través de sus canales oficiales de comunicación, también se ha hecho eco de esta triste pérdida.