Un error infantil volvió a castigar al Málaga CF y no es algo puntual. Esta vez fue Javi Jiménez, quien, tras el partido, quiso pedir perdón después de que su fallo dejara con 10 al conjunto de Martiricos por la roja a Esteban Burgos: "Me gustaría pedir disculpas, ante todo a mis compañeros por la reacción que han tenido. Creo que el equipo, desde mi error que marca el partido, se ha mostrado unido como equipo".

Y no escatima en recibir la culpa del error: "No soy partidario de culpar a nadie en este tipo de deportes colectivos, pero creo que hoy mi error machaca mucho al equipo. Nos deja con 10 en un momento en el que estábamos bien. Así que tengo que ser consecuente con el error que he cometido. Ese error individual no se debe cometer en las circunstancias en las que estamos". 

Apoyo para el domingo

No obstante, y a pesar del resultado, el lateral solo quiere pedirle a la afición el mayor apoyo el próximo domingo en La Rosaleda: "Lo único que le pido a la gente es que nos apoye. Entiendo que es una situación muy difícil. Por eso quiero ser consecuente en que si en alguien tiene que recaer la culpa, que sea en mí. El trabajo del equipo hoy ha sido magnífico".