El Málaga CF regresó este lunes a las sesiones de entrenamiento después de rascar un punto en su visita a La Romareda. Las sensaciones, con uno menos durante gran parte del partido, fueron muy buenas para un equipo que sigue necesitando sumar para salir cuanto antes del descenso. Por lo que Pepe Mel tiene una semana por delante para ir recuperando jugadores y así disponer de toda la plantilla el próximo sábado ante la Ponferradina.

La buena noticia de este lunes estuvo en la enfermería. Ramón y Dani Lorenzo, después de ser baja en La Romareda, volvieron a los entrenamientos con total normalidad junto a sus compañeros. Los que no lo han hecho han sido Alfred N'Diaye y Andrés Caro, que siguen con sus respectivas recuperaciones junto a Murillo y Víctor Olmo. Moussa, que se lesionó tras su gran partido contra el Villarreal B, ha pasado a hacer ya trabajo específico.

Los titulares que jugaron más de 45 minutos contra el Real Zaragoza se ejercitaron en el gimnasio, mientras que el resto de los futbolistas hicieron trabajo normal para seguir recuperando sensaciones sobre el campo.

El equipo, ya en sesión de trabajo normal, volverá a los entrenamientos este martes a las 10.30 horas en las instalaciones de La Rosaleda. El miércoles será día descanso y ya el jueves regresarán para preparar ese duelo trascendental contra la Ponferradina, otro rival directo de la zona baja de LaLiga SmartBank, a las 16.15 horas.