El debut en el banquillo de la SD Ponferradina del nuevo técnico, David Gallego, como sustituto del portugués José Gomes, vendrá aparejadoº a la vuelta al equipo, tras cumplir su sanción, de dos jugadores que con el luso fueron habituales, el central José María Amo y el mediocentro Erik Morán.

Ambos se perdieron el choque del pasado sábado ante el Real Oviedo (1-1) y habrá que ver las intenciones del nuevo entrenador sobre su mantendrá la pareja más utilizada en el centro de la defensa por su predecesor formada por el rumano Alexandru Pascanu y el sevillano Amo.

Gomes optó frente a los asturianos por dejar en el banquillo a Adrián Diéguez, que había sido el sustituto del sancionado y hacer debutar con el primer equipo a Ibrahim Covi en detrimento de otros jugadores que podían ocupar también esa posición como Adrián Castellano o Ricardo Pujol.

La vuelta del exmalaguista Erik Morán a la medular es una de las alternativas que tendrá Gallego en función del esquema que busque para su equipo, ya que el vasco actuó en muchas ocasiones como acompañante del nigeriano Kelechi Nwakali, teniendo también su peso en el centro del campo Agus Medina.

De esta forma, las únicas bajas, a priori, con que contaría el técnico catalán para su debut en La Rosaleda serían el guardameta iraní Amir Abedzaeh con su selección en el mundial de Catar y, previsiblemente, las de Hugo Vallejo y el belga Jordan Lukaku, a expensas de su recuperación