Se cumplieron los peores presagios. Las pruebas médicas han confirmado la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda de Haitam, que se perderá el resto de la temporada. Justo cuando sus condiciones físicas y las debilidades de la plantilla del Málaga CF hacían pensar que podía ser su punto de despegue con el primer equipo. Sin embargo, tendrá que esperar porque el canterano colgó este sábado la camiseta blanquiazul hasta la próxima campaña. 

El momento no ha podido ser peor. Haitam se había ganado con rotundidad la confianza de Pepe Mel. Era una apuesta clara para ocupar la posición de extremo. Un jugador con desborde, descaro, verticalidad y, más importante, gol. Marcó en La Romareda su primer tanto como blanquiazul para colocar por delante a los de Martiricos y fue el mejor en el encuentro contra la Ponferradina. Tan solo disputó 45 minutos mostrando un gran repertorio de regates y provocando el penalti que fallaría más tarde Rubén Castro.

Las sensaciones eran desalentadoras con el primer análisis en La Rosaleda. Pepe Mel ya lo dejó claro en rueda de prensa: "El médico dice que no pinta bien", a lo que añadió el mismo sábado: "Habíamos encontrado en Haitam esa perla que tenemos que cuidar y nos ha durado poquito". Por lo que queda a la espera de pasar por el quirófano en los próximos días, siendo la segunda rotura de ligamento cruzado que sufre un jugador del Málaga CF como ya ocurriera con Víctor Olmo.

Ahora, la dirección deportiva tendrá que ampliar el horizonte en el mercado de fichajes porque los problemas en esa posición siguen aumentando. Solo están disponibles, a falta de novedades en la enfermería, Pablo Hervías y Cristian. Álex Gallar acumula varias lesiones y continúa sin reaparecer. Por lo que Pablo Chavarría, Aleix Febas o Fran Villalba tendrían que volcarse hacia una banda para ocupar ese vacío en caso de necesidad.

La idea es que Yanis Rahmani aterrice en La Rosaleda la próxima ventana de fichajes, pero podría no ser el único viendo el déficit de jugadores que presenta la plantilla en los costados. Así que será trabajo de Manolo Gaspar, junto a Pepe Mel, encontrar futbolistas que puedan rendir en esa zona y cuanto antes. No obstante, parece que habrá que dejar salir para que puedan entrar.