El Málaga CF no para de sumar futbolistas a la enfermería. Por si fueran pocos los problemas que están lastrando al equipo, los jugadores blanquiazules caen con continuas lesiones -como ya lleva sucediendo varias años-. Y es que Pepe Mel ha tenido que lamentar este jueves la enésima baja. Las pruebas médicas han confirmado una lesión en los isquiotibiales de la pierna derecha de Juande, después de que tuviera que ausentarse el martes del entrenamiento por precaución.

Justo cuando el técnico madrileño empezaba a confeccionar una línea defensiva de ciertas garantías, el Málaga CF ha perdido a sus dos grandes baluartes. El cordobés queda pendiente de evolución, a la vez que Esteban Burgos permanece al margen del equipo después de que el argentino sufriera un esguince leve en el tobillo izquierdo. Así que, a tres días del encuentro contra el Levante en el Ciudad de Valencia, los dos centrales titulares están fuera. Habrá que ver lo que ocurre en las próximas horas.

Tampoco corren buenos tiempos por el centro del campo y los extremos. Ramón y Álex Gallar continúan con sus respectivos procesos de recuperación. Sin embargo, la novedad y el que ha dado el susto en el partido de entreno contra el Atlético Malagueño ha sido Cristian. El marbellí no pudo acabar la sesión por unas molestias en el aductor derecho. Así que habrá que esperar la resonancia de este jueves, pero sería una muy mala noticia para un Pepe Mel que perdió el pasado sábado a Haitam para el resto de la temporada, que aún está pendiente de pasar por quirófano. Solo N'Diaye ha sido una buena noticia al completar su tercera sesión consecutiva.

El Málaga CF volverá al trabajo este viernes a las 10.30 horas en La Rosaleda. Habrá que estar pendiente del parte médico con el foco puesto ya en la visita al Levante del próximo domingo.