El entrenador del Málaga CF, Pepe Mel, lamentó que un saque de esquina "muy mal defendido" haya decantado la balanza en contra su equipo. "Lo único que podemos prometer a la afición es trabajo como el que hemos hecho. El jueves haremos el mismo trabajo contra el Granada y esperamos tener más suerte", aseguró tras la derrota ante el Levante por 1-0. 

Acerca de su estrategia contra uno de los rivales más en forma de la Liga SmartBank, Mel alegó que hasta el gol había salido el plan trazado de inicio. "Le hemos dado el balón a ellos porque nosotros queríamos que fuese así. Sabíamos que el reloj corría a nuestro favor. Y que si el equipo se iba asentando íbamos a tener nuestras oportunidades. El partido estaba donde yo quería. Y yo tenía dos delanteros preparados, para ir a por el partido, justo cuando nos han hecho gol", matizó.

Insistió Mel en que no ha habido fortuna: "Hacemos demasiadas cosas para no conseguir puntuar. Incluso después del gol encajado hemos tenido la opción de poder empatar". El preparador blanquiazul recordó que los pequeños detalles son en fútbol muy importantes. Y sobre la distancia a la permanencia aclaró: "Gracias a Dios no son tantos puntos. Tres o cuatro, pero cuando haces partidos así contra plantillas como esta y estadio como este. Lo hemos tenido", concluyó.

Fue preguntado sobre el parón que deparó la posible lesión del guardameta local, Dani Cárdenas, y el enfado que mostró el propio Mel con la permisividad del trío arbitral: "Si yo soy el entrenador del Levante seguramente hago lo mismo. El problema es del árbitro, que se deja engañar. Ha sido una trampa y nos ha dicho que lo único que podía hacer era agregar tiempo".