Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Estadística

A la espera de Rubén Castro

Rubén Castro ha igualado con el Málaga CF sus peores registros goleadores en los 17 primeros partidos que ha disputado en cada temporada: 3 tantos - A pesar de su «pelea» con el gol, el acierto del canario sigue siendo la gran esperanza para reconducir el futuro del Málaga CF

Rubén Castro falló una ocasión clara y el VAR le anuló un gol contra el Levante el pasado domingo.

Rubén Castro ha sido el fichaje más mediático del Málaga CF desde el regreso del equipo a Segunda División en 2017. Los últimos años en la categoría y su rendimiento goleador con Las Palmas y el Cartagena hacían pensar que el delantero lo tenía todo para convertirse en el gran «killer» del equipo de Martiricos. Sin embargo, el estado de forma de sus compañeros y su falta de acierto con el gol están demostrando la versión más humana del canario. La figura a la que más esperan y en la que más siguen confiando en el club.

Goles en fuera de juego, anulados por el VAR, actuaciones estelares del portero rival, poco contacto con el balón en zona de peligro... los primeros meses de Rubén Castro con el Málaga CF están siendo un revés muy importante para el propia futbolista y para los intereses del equipo en ataque. Su gran estrella tiene la pólvora seca y eso lo evidencian los números ofensivos. El conjunto blanquiazul ha marcado hasta la jornada 18 13 goles, 0.72 por partido. ¿Problemas de creación de juego? ¿Problemas de eficacia cara a puerta?

Pepe Mel es, quizás, el entrenador que más conoce a Rubén Castro. Sin embargo, aún no ha conseguido dar con la tecla para conectar al delantero con el gol. El ariete ha marcado en 17 jornadas que ha jugado como blanquiazul 3 goles y el estado de crisis es evidente. Desde su debut el 25 de febrero de 2001, ha jugado 20 temporadas con un mínimo de 17 partidos. Pues solo en tres de ellas comenzó marcando en esa franja de encuentros tres goles: Albacete (2004/2005), Deportivo de La Coruña (2005/2006) y Málaga CF (2022/2023).

Es uno de los futbolistas de Segunda División que más disparos realiza por partido. Hasta el momento lo ha intentado todo y de todas las formas. Pero lo cierto es que el sistema de juego replegado y la falta de extremos no son aspectos que le favorezcan. Nunca ha sido un delantero que haya brillado por su velocidad, aún menos a sus 41 años, y es evidente que en este Málaga CF está forzado a recorrer muchos kilómetros para estar en contacto con el balón, cuando realmente es uno de los grandes dentro del área.

Jorge Molina

Rubén Castro no ha encontrado todavía a su «fiel escudero» en el Málaga CF. El técnico madrileño lo ha probado con Loren, mientras que Pablo Guede lo acompañó de Fran Sol. Sin embargo, el canario se reencontrará este jueves, en el partido liguero contra el Granada, con el que ha sido, según él mismo ha confesado, su «compañero ideal»: Jorge Molina. Una dupla histórica con el Betis de Pepe Mel.

«Éramos diferentes y eso para un equipo siempre es bueno. Él tiene sus cosas, yo las mías y nos entendíamos muy bien. Yo hice muchísimos goles gracias a él», confesó a LaLiga hace un año. Como ya hicieron en pretemporada, Rubén Castro con el Málaga CF y Jorge Molina con el Granada se verán las caras sobre el terreno de juego, ahora de La Rosaleda.

Son muchos los jugones que tienen los de Martiricos en plantilla, pero ninguno parece haber tenido esa conexión con el canario. Tan solo Gallar, desdibujado por las lesiones, había logrado aportarle algo diferente al delantero, como ya hicieron en Cartagena.

Pepe Mel trabaja desde su llegada a la Costa del Sol en rodear a Rubén Castro de la mejor manera posible para hacerle sacar el 100% de su rendimiento. El «killer» lo necesita y el Málaga CF aún más porque pocos jugadores han demostrado tener poco gol esta temporada y con estos registros parece difícil salvarse del abismo.

Compartir el artículo

stats