Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

LaLiga SmartBank

Málaga CF, 1 - Granada CF, 1: Un punto para creer

El conjunto blanquiazul plantó cara en La Rosaleda a un gran rival, se adelantó con un gol de Rubén Castro, pero luego empató Callejón

87

El Málaga CF - Granada CF, en imágenes Álex Zea

Empate a sensaciones contradictorias. El Málaga CF consiguió un punto de su encuentro contra el Granada CF en La Rosaleda (1-1). No sirve de mucho con el equipo en el descenso, pero da la sensación de que pudieron ser más porque no solo le plantaron cara al conjunto nazarí, sino que fueron superiores durante muchos minutos del partido. Al final, igualan lo que han hecho sus rivales directos y este es el camino por el que hay que seguir. Rubén Castro y Callejón pusieron los goles a un muy buen encuentro.

La permanencia está a tres puntos. La jornada se había quedado para que el conjunto blanquiazul pudiera estar incluso a uno, aunque el reto de ganar a los de Paco López parecía realmente difícil antes de empezar. Lo fue en los primeros instantes, lo dejó de ser con el tanto de Rubén Castro y no le perdieron nunca la cara al encuentro. Ni con el empate. El partido del Málaga CF no es de un equipo que trabaja cada día para salir de la permanencia. Ojalá lo de este jueves sea lo habitual de aquí en adelante.

Rubén Yáñez hizo un gran partido y frenó multitud de ocasiones. Escassi fue implacable atrás. Febas al fin tuvo protagonismo en el centro del campo. Y Rubén Castro goleó. Hubo grandes nombres individuales, pero Pepe Mel corrigió sus propios errores de la alineación y le dio un vuelco de 180 grados al encuentro. Después de que el Granada avasallara a los de Martiricos con un 5-4-1, el madrileño subió a Fomba, recolocó a Febas, llevó al lateral a Ramalho y todo cambió. 

Nadie salió a especular. Ambos equipos dejaron muchos espacios en campo propio y lo aprovecharon con varios disparos sin mucho peligro. Hasta el minuto 15 todo avanzó sobre una tensa línea de caos. Sin embargo, el equipo se rompió en el segundo contraataque nazarí. Ahí tuvo Uzuni todo el campo para correr. El goleador albanés, Callejón, Jorge Molina y todo el que quiso. Solo Rubén Yáñez fue capaz de mantener al equipo en pie con varias paradas de notable importancia. Escassi también frenó otro remate del ‘19’ nazarí. 

El ataque del Granada hizo lo que quiso con la defensa del Málaga. Pero también es cierto que los blanquiazules crearon mucho peligro en campo rival. Rubén Castro la tuvo en un remate que detuvo Raúl Fernández. Falló una, pero no dos. Recibió en banda izquierda, se la dio a Fomba y a partir de ahí surgió la magia. Un toque sutil del canterano dejó al canario en ventaja para colocar el balón con un derechazo a la escuadra desde fuera del área (37'). Las cosas del fútbol. Cuando más estaban sufriendo los de Martiricos, dieron un primer golpe letal (1-0). 

Si alguien creía que los de Pepe Mel iban a salir a defender el resultado, se equivocó. Sabiendo todos los peligros del Granada, el Málaga CF se plantó en la segunda mitad con la línea defensiva muy adelantada. Si Uzuni entraba en contacto con el balón, malas noticias porque en velocidad solía ser imparable. Para todos menos para Escassi, que estuvo imperial con el delantero albano junto al guardameta catalán. 

Uzuni estaba «controlado». Todo hacía indicar que Jorge Molina también. No pasó lo mismo con Callejón. El delantero se había mostrado indetectable. Hasta el minuto 60 no había habido fallos. Pero Callejón regateó a Ramalho, lo dejó atrás y dirigió el balón hacia el palo más alejado de Yáñez (1-1). A partir del minuto 65 sí que dominó más el conjunto blanquiazul, pero Pepe Mel no dio por bueno el empate. Jugadores como Loren, Dani Lorenzo o N’Diaye entraron al campo para volcarlo todo hacia al ataque y funcionó.

El Málaga CF tuvo hambre. Tenerlo es importante, demostrarlo lo es aún más. No era un contexto sencillo, pero nadie se iba a rendir. Cerca estuvieron los de Martiricos de tener una ocasión desde los 11 metros, pero el VAR llamó al árbitro para que lo anulara en un penalti sobre Loren al que, por lo menos, habría que haberle dedicado más tiempo de revisión... como antes salvaron a Genaro, pero el equipo siguió. A cinco minutos del final la tuvo Dani Lorenzo con un disparo que se fue al lateral de la portería. Callejón también gozó de una oportunidad para adelantar a los suyos con una falta directa en el descuento. 

Al final todo se quedó en tablas. Este partido no es de un equipo que quiere salir del descenso. Es de mucho más. El trabajo está ahí, pero el tiempo pasa y las victorias tienen que llegar ya.

Compartir el artículo

stats