Pablo Hervías ya es historia en el Málaga CF. Llegó en el mercado veraniego y este miércoles se ha cerrado el acuerdo para su traspaso al Bolívar. Después de rozar los 600 minutos jugados, con 13 encuentros ligueros y uno en Copa, el jugador logroñés de 29 años continuará con su carrera en un histórico de Bolivia que va camino de convertirse en club centenario.

El extremo diestro que ha demostrado su polivalencia al ocupar todas las demarcaciones en la banda derecha acababa contrato el próximo verano. Antes de llegar a la Costa del Sol había terminado contrato con el Real Valladolid, conjunto con el que consiguió el ascenso a la máxima categoría del fútbol español, por lo que se encontraba como agente libre. "El Málaga CF desea a Pablo toda la suerte en su nueva aventura y los mejores éxitos profesionales y personales", expresaba el club en el comunicado que certirficaba su salida.

Esta salida se conoce justo después de que el propio equipo costasoleño sellara la llegada de un lateral derecho como Julián Delmás, primer refuerzo invernal para poder prolongar la racha positiva de resultados de cara a la segunda mitad del campeonato. Con la ficha que queda vacante, además, se prevé aliviar la masa salarial que tanto pesa en las oficinas de Martiricos. 

La entidad malagueña recibirá una cantidad económica que no ha trascendido por el traspaso, además de aliviar el sueldo del jugador para la segunda vuelta. En el Bolívar es historia reciente el granadino Juanmi Callejón que, después de convertirse en uno de los máximos goleadores y leyenda del club boliviano, sería traspasado en 2020 al Marbella FC de la entonces Segunda B.