Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Goleador

Las cifras goleadoras de Rubén Castro en Segunda División

La peor campaña del delantero canario a nivel goleador en la categoría de plata fue hace 20 años, en la 2002/03, cuando metió con Las Palmas 9 goles, número similar al que promedia este curso

Rubén Castro, durante el encuentro frente al Tenerife. Gregorio Marrero

El Málaga CF tiene un objetivo: la permanencia en LaLiga SmartBank. Y para ello necesita la mejor versión de su fichaje estrella del pasado verano, Rubén Castro. El veterano delantero tiene un don, la facilidad para hacer gol, algo que ha demostrado temporada tras temporada a lo largo de su extensa carrera. El canario lleva con buenos registros en este apartado durante más de 20 años, y en su primera temporada en La Rosaleda ha bajado sus cifras con respecto a lo que acostumbra, pero aún quedan 20 jornadas por delante para que enmiende sus registros y guíe al conjunto blanquiazul a lograr la salvación en Segunda División.

En Primera, en Segunda, en Copa y hasta en competiciones europeas. Rubén Castro ha tenido un idilio con el gol en todos los clubes por los que ha pasado. El Málaga hizo una fuerte apuesta por él, buscando el goleador que le ha faltado en estas últimas temporadas y, de momento, el canario no ha conseguido acercarse a las cifras que ha registrado en la mayoría de las temporadas en las que ha competido en la segunda categoría del fútbol español.

Castro es un jugador que siempre te ha garantizado 15-20 goles, y eso es precisamente lo que buscaba una entidad que pensaba en pelear este curso por ascender a LaLiga Santander. El delantero blanquiazul todavía está a tiempo de conseguirlo, pero por ahora no está en sus promedios goleadores habituales.

Como todos los especialistas del gol, Rubén Castro ha tenido mejores y peores temporadas, pero hay que remontarse más de 10 años atrás para ver la última temporada en la que jugó en Segunda División y no alcanzó los 15 goles. En las dos últimas campañas estuvo en el Cartagena y cumplió con creces: 19 goles en la 2019/20 y 20 tantos en la 2020/21. Y antes de eso estuvo dos cursos en Las Palmas (2018/19 y 2019/20) y en ambos marcó justo 15 goles en Liga -solo jugó 24 partidos en la 19/20-.

En su etapa en el Real Betis, el canario se apuntó sus mejores registros en la categoría de plata. En los años que estuvo en el equipo sevillano, compitió en Segunda en las campañas 2014/15 y 2010/11 y sus cifras fueron espectaculares: 32 y 27 goles, respectivamente.

Y antes de su llegada al Betis, 14 goles en el Rayo Vallecano en la 2009/10; 13 en el Huesca en la 2008/09; 22 en Las Palmas en la 2003/04 y 9, un año antes, también en el conjunto canario. Esos 9 tantos son la marca más baja de Rubén Castro en una temporada en Segunda División, y por ahora este año está en cifras parecidas, porque lleva 5 en 22 jornadas, tras el tanto que le marcó el sábado al Tenerife.

El ariete blanquiazul no ha estado a su mejor nivel de efectividad en lo que llevamos de campaña, como el mismo reconoció tras el encuentro frente al cuadro tinerfeño: «Me está costando hacer goles. A estas alturas nunca he tenido tantas dificultades. Parece que he empezado el año bien, espero seguir así». «Soy yo el que las falla. Antes no las erraba», añadió cuando fue preguntado por la ayuda de los compañeros para que esas ocasiones llegasen.

El conjunto blanquiazul ha subido el nivel en el último mes de competición y eso está ayudando a que Rubén Castro disponga de más y mejores oportunidades de gol. Si el Málaga continúa en línea ascendente, el canario mejorará con creces sus registros de la primera vuelta (4 goles) en este segundo tramo de competición. Rubén Castro necesita al equipo, y el equipo necesita al Rubén Castro más determinante.

Compartir el artículo

stats