Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

La previa

Tres puntos y algo más...

El conjunto blanquiazul recibe al Burgos en La Rosaleda con la necesidad imperiosa de ganar para reengancharse en la lucha por la permanencia. Pepe Mel cuenta con las ausencias por lesión de Alberto Escassi, Genaro Rodríguez y Ramón

Los blanquiazules, durante un entrenamiento de esta semana. Málaga CF

Cuántas veces se habrá usado la palabra ‘final’ esta temporada para referirse a un partido del Málaga CF. A veces, un término algo exagerado, pero conforme avanza el campeonato esta definición va cobrando más sentido. Pasan las semanas y el conjunto blanquiazul no sale del pozo, al contrario, ha vuelto a ver cómo la distancia con los puestos de salvación crece hasta los 5 puntos, así que ya no queda más remedio que tomarse cada encuentro como definitivo. Si los de Pepe Mel quieren conseguir el objetivo de la permanencia tienen que empezar a ganar ya, y lo mejor es hacerlo este mismo sábado en La Rosaleda ante el Burgos (16.15 horas/LaLiga SmartBank TV).

Antes del parón navideño, el Málaga CF ya veía como tenía abandonar los puestos de descenso a solo un paso. Tras ganar al Alavés se situó a dos puntos de la salvación, sin embargo, estas dos primeras jornadas del 2023 le han vuelto a dejar en una situación muy delicada. El empate en casa ante el Tenerife (1-1) y la dolorosa derrota en el último minuto en Eibar (2-1) le han alejado del objetivo de nuevo hasta los 5 puntos. Ya no hay tiempo para más fallos, porque además los rivales están despertando y amagan con descolgar al equipo de Martiricos. Lo que ocurra este fin de semana no será totalmente decisivo, pero sí puede dar un impulso al que gane y hundir al que fracase. Y la mayoría de los clubes implicados en la lucha por no perder la categoría tiene partidos muy complicados ante equipos de la zona alta de la tabla.

Y ni mucho menos tendrá una tarea fácil el Málaga en busca de alzar el vuelo. Llega a La Rosaleda el equipo revelación de LaLiga SmartBank. El Burgos de Julián Calero es cuarto, con 38 puntos, y lleva todo el campeonato siendo un equipo muy difícil de batir. Un grupo compacto, que cree en la idea de su entrenador y la plasma a la perfección sobre el césped. Veremos si se le acaba haciendo largo o no el campeonato, pero por ahora son firmes candidatos a pelear por los puestos de play off.

Los blanquiazules, por su parte, tendrán que hacer frente de nuevo a bajas significativas. Escassi y Genaro, titulares habituales en las últimas semanas hasta caer lesionados, no llegarán a tiempo a la cita. Y tampoco estarán Ramón, lesionado, ni Lumor, por decisión técnica. Así las cosas, el once de Pepe Mel podría ser parecerse al de Ipurúa, pero con la inclusión de algunos de los nuevos fichajes. Delmás puede entrar por Ramalho en el lateral diestro y con toda seguridad Lago Junior será de la partida. Habrá que ver si el míster completa la terna apostando también por Appiah.

En el Burgos, Julián Calero tiene las bajas seguras de Gaspar Campos, Javi Pérez y Andy Rodríguez por lesión. Por contra, recupera a Miguel Ángel Atienza, tras cumplir ciclo de amonestaciones, y a Mumo, después de superar un proceso gripal. Ninguno de ellos estuvo presente en la victoria del pasado fin de semana ante el FC Andorra.

En el recuerdo queda la visita del cuadro burgalés del pasado curso a La Rosaleda. Ganó por 0-1 y propició una tremenda bronca de la afición a la plantilla blanquiazul, pese a que acababan de conseguir, con más pena que gloria, la permanencia a falta de una jornada por los tropiezos de los rivales. Esperemos que esta vez la película tenga un final diferente...

Compartir el artículo

stats