Parece que el fútbol no es el único que castiga desproporcionadamente al Málaga CF. El equipo estuvo bien plantado sobre el césped, atacó, defendió con seguridad y Lago Junior transformó esa superioridad en gol en el minuto 44. Sin embargo, el conjunto blanquiazul podría haber tenido la posibilidad de subir un tanto a su marcador en los primeros instantes del partido, pero el VAR cometió otro grosero error en contra de los de Martiricos. El enésimo de esta temporada.

Fran Villalba colgó una falta desde el franco derecho y Alfred N'Diaye fue a rematar, pero se encontró con una defensa totalmente ilegal de un jugador burgalés. Le agarró ¡¡con los dos brazos!! y le derribó al suelo. Por lo que, aunque el centrocampista conectó con el balón, no fue por razones obvias con precisión a puerta. El árbitro dejó seguir y el VAR, que puede ver la jugada con detenimiento y la imagen desde varios ángulos, decidió no señal un penalti muy evidente.

Pepe Mel también hizo referencia a la polémica acción en rueda de prensa: "Ha habido un penalti a N'Diaye clamoroso. Lo hemos visto repetido. Es una cosa que... no sé ni cómo explicarlo".

Si se hubiese señalado la pena máxima, sería responsabilidad de los de Martiricos marcar o no, pero el videoarbitraje le privó de cualquier posibilidad. No es el primer error grosero que comete el VAR en contra del Málaga CF. ¿Podría haber sumado algún punto más? Es posible, pero esta acción deja muy claro el ensañamiento que está recibiendo el equipo esta temporada por parte de los árbitros. Ojalá sea el último, aunque todo indica que habrá que seguir remando contra todos, incluso contra los que imparten "justicia".