Mundial 2030

Arrabal, sobre Málaga y el Mundial 2030: «Se avanza con paso firme y decidido»

«Queremos que este evento deje un legado», dijo el secretario general de Deporte de la Junta de Andalucía

Aún faltan meses para que se anuncien de manera oficial las sedes de la cita mundialista que se disputará en España, Portugal y Marruecos

José María Arrabal, en una imagen de archivo

José María Arrabal, en una imagen de archivo / L. O.

Manuel García

Manuel García

Aún quedan meses para que terminen de definirse las sedes del Mundial 2030 que se disputará en España, Portugal y Marruecos y las ciudades candidatas siguen sumando fuerzas para ser una de las elegidas. Todavía no hay nada oficial, pero entre las autoridades políticas malagueñas y andaluzas hay cierto optimismo en que Málaga acabe acogiendo partidos de la cita mundialista de dentro de seis años.

«Se avanza con paso firme y decidido. Hay un equipo de profesionales muy sólido, integrando a diferentes perfiles. El éxito en este sentido está garantizado. Hay mucho trabajo a nivel ejecutivo, no es algo que se haga de un día para otro. Se está trabajando de manera intensa e ininterrumpida. Hay que estar tranquilos. Insisto que es comprensible la ansiedad de noticias. Venimos trabajando desde hace 4 años en esto. La realidad es que son dos candidaturas muy sólidas», dijo José María Arrabal, secretario general de Deporte de la Junta de Andalucía en referencia a las candidaturas de Málaga y Sevilla.

Málaga y La Rosaleda están en ese pelea con el resto de candidatas por ser una de las 10 u 11 sedes españolas del evento. Arrabal se muestra optimista, pero sin tener constancia oficial de nada. «Esta conclusión no la tiene nadie de manera oficial. Cada día hablamos con todas las personas que tienen algo que ver. No damos nada por sentado, independientemente del número de sedes que tenga nuestro país, nuestra obsesión es que las dos sedes de Andalucía sean las mejores sedes, que brillen por la inteligencia que lleven a cabo. Que cobren sentido por sí mismas», explicó.

Un "legado" para la ciudad

Para poder ser sede del Mundial 2030, tanto la ciudad como La Rosaleda deberán sufrir ciertos cambios, y para Arrabal el evento tiene que servir para que «haya un legado de mejora para la ciudad». «Es un servicio que el deporte puede prestar a Málaga y nuestra responsabilidad es impulsarlo», aseguró.

«Es un evento transformador, que marca una generación. Debe impulsar una transformación de la ciudad, todas estas modificaciones son necesarias. La ampliación de La Rosaleda es un medio dentro de un plan. Queremos que este evento deje un legado, y sirva para que esa instalación sea utilizada de diario con dichas mejoras», añadió.