Polémica

Pique en las redes sociales por el primer gol del Málaga CF

Los aficionados del Nástic reclaman la invalidez del tanto de Roberto antes del descanso por haber un segundo balón en el césped -que metió Godoy-, mientras que los blanquiazules reclaman el penalti no señalado al 'killer', entre otras cuestiones

Imagen del primer gol del Málaga CF - Nástic.

Imagen del primer gol del Málaga CF - Nástic. / Gregorio Marrero

Beatriz Tocón

Beatriz Tocón

Como no podía ser de otra manera en una final del play off por el ascenso a Segunda División, la polémica estuvo servida en el Málaga CF - Nástic de Tarragona (2-1). Los momentos más candentes llegaron tras el pitido final, una vez visto el resultado definitivo, pero el pique continúa entre las dos aficiones en las redes sociales muchas horas después. ¿Hay alguien que tenga razón? El reglamento sí, a los de Martiricos.

Todo surgió en el primer gol de los blanquiazules. El Málaga CF provocó un saque de esquina un suspiro antes de llegar al descanso. Manu Molina, como es habitual, intentó sacar rápido, pero lo intentó frenar Alan Godoy introduciendo un segundo balón al terreno de juego -que estaba completamente fuera- para detener el córner y que su equipo se recolocara. Sin embargo, lo único que ocurrió fue que La Rosaleda estalló con el primer tanto de los suyos, otra vez de Roberto.

A partir de ahí, todos los jugadores del Nástic salieron disparados para Palencia Caballero, para el linier, para el cuarto árbitro... para toda persona que se cruzara por delante. La protesta iba encaminada a anular ese gol que no debía haber subido al marcador porque había dos balones en el terreno de juego. La clave es quién lo introdujo.

Protestas severas

Dani Vidal, técnico grana, compareció en rueda de prensa y lanzó un mensaje muy claro: "Todas las acciones polémicas han sido en contra nuestra". Un cable que recogieron y siguen recogiendo sus aficionados a la hora de quejarse por las redes sociales, pues consideran que el gol del Málaga CF no debía haber subido al marcador y que el saque de esquina debería haberse lanzado por segunda vez.

Eso sí, en el otro lado hubo también acciones muy polémicas y algunas especialmente flagrantes. El equipo de Sergio Pellicer debió haber tirado un penalti en la primera parte después de que tiraran a Roberto, Juande y Einar se cargaron con tarjeta con faltas que fueron pitadas de forma incomprensible, y muchas faltas que se dejaron en el aire. Incluso Vidal aprovechó su rueda de prensa para valorar el penalti sí señalado como una jugada en el área que nunca se pita: agarrón a Einar muy claro que le impide rematar.

Tendrá que elegir muy bien la Federación el árbitro de la vuelta porque no será un partido nada sencillo. Está en juego regresar a Segunda División y nadie lo va a poner fácil. Mientras tanto, el Málaga CF irá al Nou Estadi con un gol de ventaja.