Afición

El malaguismo despedirá a su equipo en el aeropuerto antes de la final por el ascenso

La hinchada blanquiazul se ha citado a las 16.00 horas para alentar a sus jugadores antes de partir a disputar la final por el ascenso en Tarragona

Así despidió la afición del Málaga CF a su equipo antes de la semifinal de ida ante el Celta Fortuna.

Así despidió la afición del Málaga CF a su equipo antes de la semifinal de ida ante el Celta Fortuna. / Álex Zea

El Málaga CF, ahora sí, disputa el partido más importante de su historia reciente. Hasta ahora cada choque del play off lo ha sido, pero ya ha llegado el último de la temporada, independientemente del resultado. Afrontan los de Sergio Pellicer un duelo a vida o muerte, ya que el vencedor regresará al fútbol profesional y el derrotado regresará a la casilla de salida de Primera RFEF, algo que se antoja difícil de digerir después de la eterna temporada que acaba el sábado. Cuentan los blanquiazules con la ventaja de que, en caso de empate, lograrían el ansiado ascenso. Esa ventaja la ganaron los malaguistas en la ida en La Rosaleda, donde consiguieron derrotar por dos goles a uno al Nàstic de Tarragona ante un ambiente espectacular. 

Es ese entorno el que quieren recrear los aficionados malaguistas. El desplazamiento al Nou Estadi de Tarragona no se llevará a cabo de forma masiva como sí ha ocurrido en difefrentes partidos del presente curso. Recreativo Granada, Córdoba, Algeciras, Mérida, Linares y San Fernando entre muchos otros han visto como la marea blanquiazul poblaba sus gradas visitantes y, en la mayoría de los casos, más sectores de sus estadios.

Sin embargo, para el determinante partido de vuelta de la final del play off de ascenso a Segunda División, el Málaga tan solo ha contado con 524 entradas para repartir entre sus aficionados. No se ha podido llevar a cabo un seguimiento en masa debido a los pocos billetes para los boquerones, por lo que solo podrán asistir los agraciados en el sorteo y algunas de las peñas del club. 

Es por ello que los malaguistas, lejos de quedarse en casa, pretenden seguir el encuentro desde Málaga como si de un partido en La Rosaleda se tratase. Al no poder presenciar el partido ‘in situ’, se reunirán 12.000 personas en el Auditorio Municipal Cortijo de Torres. Y a falta de recibimiento, al aeropuerto.

Despedida en el aeropuerto

La afición blanquiazul se congregará en el aeropuerto de Málaga Pablo Ruíz Picasso en torno a las 16.00 horas. Lo hará para despedir a su equipo antes de despegar hacia tierras catalanas. La expedición malaguista saldrá de La Rosaleda a las 16.30 horas, llegando al aeropuerto a las 16.45, según estima el club. Será entonces donde los aficionados alienten a sus jugadores, como ya ocurrió en la ida de la semifinal ante el Celta Fortuna, donde se desató la histeria colectiva para arropar al equipo antes de subir al avión. Entonces, los blanquiazules aterrizaron en Santiago para desplazarse posteriormente a Vigo, algo similar al itinerario del vuelo para la final, pues será en Barcelona donde aterricen y se desplazarán hasta Tarragona, lugar de la batalla definitiva por el ascenso.

Medio millar de malaguistas apoyarán al Málaga en Vigo en su camino para volver a Segunda

Los malaguistas arroparán a los suyos antes de la gran final. / Álex Zea

La hinchada del Málaga CF pretende volver a demostrar su fervoroso apoyo a su equipo en una cita de gran importancia, pues es el último peldaño previo a regresar a Segunda División. Tanto Sergio Pellicer como los integrantes de la plantilla que han intervenido públicamente durante las últimas semanas son conscientes de la capacidad con la que cuentan para brindar una alegría a los seguidores blanquiazules que, en la última década, no ha hecho más que vivir derrotas, presenciar fracasos y tragar con descensos y con ineficientes gestores. Es por ello que ahora, ante la gran oportunidad y el unido vestuario, apoyan sin cesar en busca de la primera alegría en muchos años.