Play off

Estos son los otros artífices del ascenso del Málaga CF

La dirección deportiva y el banquillo supieron exprimir los recursos al máximo, la afición fue incondicional con su equipo y la plantilla dio la talla hasta el final

Pellicer y Loren, en el viaje de vuelta desde Tarragona.

Pellicer y Loren, en el viaje de vuelta desde Tarragona. / Málaga CF

Iván Martín

Cuando un equipo es coral, se hace difícil destacar a un protagonista en detrimento de otro, pero es cierto que ha habido jugadores y miembros del club que han sido trascendentales para que el Málaga CF vuelva a estar ahora en Segunda División.

La oportunidad que tenían ante sí de reivindicarse fue decisiva para muchos jugadores a la hora de firmar por el Málaga y, por ello, hay un gran número de futbolistas que llegaron al club con el objetivo de devolverlo al lugar que merecía.

Desde la dirección deportiva se trabajó para tener a los mejores jugadores a los que podía aspirar el Málaga y, para ello, Loren Juarros empezó a buscar futbolistas que estuviesen en un momento clave de su carrera o tuviesen vínculos con Málaga para intentar hacerles partícipes del ascenso.

De este modo, el grueso de la plantilla se ha sentido implicada con el equipo y se han encargado de remar todos hacía el mismo objetivo, hasta conseguirlo en este play off que ha acabado de forma agónica en Tarragona. Dentro de la gran revolución que ha sufrido el club, podemos destacar cinco grandes artífices de que el Málaga vaya a jugar en Segunda la próxima campaña 2024/2025. Son los «otros» nombres del ascenso del Málaga CF a Segunda División: Loren Juarros, Sergio Pellicer, José María Muñoz... y la afición malaguista.

Loren Juarros

Después de haber tenido a Manolo Gaspar a los mandos, el Málaga CF buscó incorporar a un director deportivo veterano y lo hizo con Loren Juarros. El burgalés llegó al club con la necesidad de hacer un proyecto de futuro y que se basase en el trabajo que hizo en la Real Sociedad, por lo que todo se ha centrado en hacer un proyecto a dos temporadas y con aroma malagueño. El dirigente acertó en la elección de muchos de los fichajes, aunque es evidente que también tuvo errores en su parcela. Con Kike Pérez supervisando su labor, ambos han formado una pareja que ha ayudado al Málaga CF a volver a la elite.

Loren Juarros, director deportivo del Málaga CF.

Loren Juarros, director deportivo del Málaga CF. / Álex Zea

Sergio Pellicer

El técnico de Nules ha sufrido en sus propias carnes la devaluación deportiva del Málaga y esto le ha pasado factura por momentos. Sergio Pellicer quedó señalado como el entrenador que descendió al Málaga y algunos desconfiaron de su capacidad para devolver al equipo a la elite. Pese a ello, su dirección desde el banquillo malaguista se basó en dar continuidad a los canteranos y saber adaptarse a los inconvenientes causados por las lesiones, habiendo pasado la gran mayoría de los jugadores por la enfermería. No era fácil su misión, pero Pellicer ha callado muchas bocas con este espectacular ascenso.

Sergio Pellicer, entrenador del Málaga CF, antes de la rueda de prensa.

Sergio Pellicer, entrenador del Málaga CF. / Álex Zea

Afición

La verdad es que harían falta 20.000 páginas de periódico para poder dedicar un espacio a cada uno de los aficionados que decidieron seguir junto al equipo de sus amores en la categoría de bronce. El Málaga CF ha estado acompañado en todos los rincones de la península, pero también lo hizo cuando viajó a Ceuta, Melilla o las Islas Baleares.

Para la historia quedará el multitudinario desplazamiento a Granada, que fue una de las tardes más felices para muchos de los seguidores malaguistas. Desde el primer día han estado junto a su equipo y sus jugadores generando un ambiente de unión y alegría que ha sido clave para lograr el ascenso. Además, se ha colgado el cartel de ‘No hay billetes’ en varias ocasiones y el club ha logrado que su masa social se haya visto reforzada por el descenso.

Los aficionados del Málaga CF han dedicado un espectacular recibimiento a los jugadores en el estado de La Rosaleda antes del partido contra el Celta Fortuna, para aspirar a subir a Segunda División.

Los aficionados del Málaga CF, siempre con el equipo. / Gregorio Marrero/La Opinion / LMA

José María Muñoz

El administrador judicial del Málaga CF no ha metido ningún gol ni ha blocado ningún balón bajo palos, pero ha tenido un papel importante en que el club haya tenido una solvencia económica que es fundamental para el día a día de un club, sobre todo de esta categoría en la que lo profesional y lo amateur se separan por una delgada línea. También tuvo Muñoz un papel fundamental en el pasado mercado de invierno cuando surgió la opción de que Roberto Fernández saliera cedido o traspasado a otro club de superior categoría.

José María Muñoz, con Kike Pérez al fondo.

José María Muñoz, con Kike Pérez al fondo. / Álex Zea

El administrador dijo que no, que era la apuesta deportiva del Málaga CF para tratar de ascender de categoría y... dicho y hecho. A pesar de ser un hombre de números y no tanto de fútbol, el administrador supo ver que el objetivo de volver a Segunda solo sería posible sin Roberto en la plantilla. Bendita decisión y bendito ascenso del equipo. La afición le ha criticado por muchas decisiones, pero esta de aguantar a Roberto de blanquiazul también hay que valorársela.