Planificación

Pellicer, Roberto y un mar de dudas en el Málaga CF

El técnico sopesa su futuro en Martiricos después de un año de mucho desgaste, mientras que los problemas con el delantero llegan con la inmensa diferencia entre lo que ofrecen los clubes y su cláusula de rescisión

Kike Pérez y Loren Juarros tienen que tomar decisiones importantes.

Kike Pérez y Loren Juarros tienen que tomar decisiones importantes. / Alex Zea

Beatriz Tocón

Beatriz Tocón

El Málaga CF ya está inmerso en el curso 2024/25 que afrontará en Segunda División. Apenas acaba de terminar el paso por Primera RFEF y el éxtasis por el ascenso continúa muy reciente, pero son tantas las decisiones que hay que tomar y tienen una importancia tan firme que Loren Juarros no ha podido tener ni un solo día de descanso porque el teléfono ya echa humo para preparar la próxima temporada desde los despachos.

La apuesta está encaminada a mantener el proyecto que ha hecho historia en Martiricos. Sin embargo, son sus dos faros, en el banquillo y en el césped, con los que hay un mar de dudas por distintas cuestiones: Sergio Pellicer y Roberto Fernández.

Sergio Pellicer

La primera pregunta para empezar a edificar el nuevo Málaga CF es muy simple. ¿Será Sergio Pellicer su entrenador? Esa es la decisión más importante que hay que tomar en estos momentos y en la que ya se trabaja desde la dirección deportiva. Las dos partes ya se han sentado para conocer las primeras impresiones de la negociación. Loren ya ha dejado claro en varias ocasiones que su entrenador es el castellonense, también en Segunda. Aunque la contundencia no es tal desde el líder del banquillo.

Entrenamiento del Málaga CF para preparar la final por el ascenso a Segunda

Sergio Pellicer, en un entrenamiento del Málaga CF. / Álex Zea

Sí es cierto que se siente muy valorado por el club, pero la decisión va mucho más allá. Fueron entonces otras circunstancias, pero Pellicer ya decidió no renovar con el Málaga CF. Ahora es otra situación muy distinta, viene de vivir el gran éxito de su carrera y el respeto es tal que tiene la libertad para determinar cuál va a ser su futuro.

En la afición tampoco hay una unanimidad con lo que tiene que suceder. Fue uno de los grandes aclamados en los festejos del ascenso, pero la claridad no es tal si tiene que dirigir al equipo en LaLiga Hypermotion. Hay muchas dudas, pero es Pellicer el que tiene que elegir su camino. El ‘sí’ del Málaga CF lo tiene.

Roberto

En un principio, el asunto con Roberto parece mucho más claro. Cualquier director deportivo en su sano juicio querría mantener a un delantero que te ha dado 20 goles y tres cuartos del ascenso al fútbol profesional. De hecho, el objetivo si sale es mantenerlo en La Rosaleda un año más como cedido. Sin embargo, retener en propiedad al ariete cordobés es una cuestión que se presenta casi imposible por la cantidad de clubes que han hecho o se plantean hacer una oferta. 

Roberto anota de penalti su segundo gol ante el Nàstic en la final por el ascenso.

Roberto celebra uno de los goles ante el Nástic. / Gregorio Marrero

El ascenso ha permitido que la cláusula de rescisión se eleve hasta los 10 millones de euros. Ahora bien, la temporada 2024/25 es el último año de contrato que tendrían el Málaga CF y Roberto, y eso mismo hace que la oferta que vaya a realizar un club sea inferior a ese tope económico porque saben que el año que viene sería agente libre, siempre y cuando no renueve en Martiricos. 

El problema es que ninguna de las propuestas formales que ha llegado se acerca, ni de lejos, a esos 10 millones. Tan solo 3.5 millones y sumando también las variables, poco más de lo que ofreció el Elche en enero. ¿Ese es el valor de Roberto? ¿Tan solo vale algo más de medio millón más el cordobés seis meses después? Las respuestas están claras, pero también es evidente que se trata de un pellizco más que importante y el riesgo de quedarte sin nada si se va el próximo verano gratis es real.

Así que son muchas las dudas que envuelven al Málaga CF y a Loren Juarros en estos momentos. Pellicer y Roberto. Roberto y Pellicer. Los grandes ejes blanquiazules y las grandes decisiones a tomar cuanto antes.