Afición

¿Corre peligro el récord de 26.500 abonados en el Málaga CF?

Los números del primer día de la campaña hacen pensar que la afición va a superar la cifra histórica de la temporada 2011/12, aunque habrá que ver qué porcentaje de La Rosaleda se guarda el club para la venta de entradas

La grada de La Rosaleda durante el play off de ascenso a Segunda.

La grada de La Rosaleda durante el play off de ascenso a Segunda. / Gregorio Marrero

Iván Martín

El malaguismo ha roto cualquier expectativa que se pudiera generar con la nueva campaña de abonados. Es cierto que hay cuestiones que juegan a favor como el regreso al fútbol profesional o que se hayan mantenido los precios establecidos en Primera RFEF. Sin embargo, ¿quién podía imaginar que la cifra de abonados llegaría al primer día a 9.000? Y otra pregunta muy importante: ¿corre peligro en el Málaga CF el récord de 26.500 establecido en la campaña 2011/12?

Desde el club se puso este lunes en marcha la campaña de abonos y la locura vive en cada centímetro del entorno de Martiricos. Pese a que la venta era exclusivamente online, fueron centenares de malaguistas los que se congregaron en los aledaños del estadio para tratar de gestionar su renovación o alta como socio blanquiazul.

El ritmo de venta superó de manera exponencial cualquier previsión y desde por la mañana ya eran miles los malaguistas que ya estaban al corriente de su nueva cuota de socio. El primer día de campaña se cerró con cinco mil nuevas altas, por lo que desde el club decidieron cerrar las nuevas inscripciones para tratar de evitar que pueda haber 'overbooking' en La Rosaleda.

Así que como era de esperar, la afición está batiendo cualquier récord antes incluso de que el balón vuelva a rodar sobre el césped. Las cifras del lunes ya lo dejan claro: 7.700 abonados -entre nuevos y renovados-, a los que se suman otros 1.500 que ya han solicitado el alta a través de distintas peñas. En definitiva, toda una locura que puede sentar precedentes históricos en el club malacitano.

26.500, cifra récord

Hay mucho optimismo con la oportunidad de lograr una amplia cifra de abonados y en el horizonte está como número mágico el 26.500. En el verano de 2011, el malaguismo rompió todas las marcas establecidas y alcanzó el tope de socios que se ha tenido hasta el momento. 26.500 fue la cifra que cosechó aquel Málaga CF en la campaña de abonos de un verano marcado por las llegadas galácticas de Cazorla, Joaquín o Ruud Van Nistelrooy.

La situación esta temporada es diferente y el equipo jugará en Segunda, sin estrellas y resignados a la marcha de Roberto en este mercado veraniego. Sin embargo, el Málaga CF y su afición son mucho más que cualquier jugador que pueda vestir la camiseta. Habrá que ver también qué porcentaje del estadio se guarda el club para la venta de entradas, pero el reto está ahí. ¿Corre peligro el récord de 26.500 abonados? Todo parece estar encaminado hacia una dirección muy clara...

Suscríbete para seguir leyendo