21 de julio de 2010
21.07.2010
Marbella / Malibú

Imputan a ex ediles marbellíes por prevaricación, malversación y fraude

La Agencia Tributaria cifró en 53 millones de euros los beneficios de la explotación de la promoción del complejo Malibú

16.07.2010 | 20:38

MARBELLA (MÁLAGA), 16 (EUROPA PRESS)

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella (Málaga) tomó hoy declaración al que fuera alcalde del municipio Julián Muñoz y a otros ex ediles a los que se les imputan los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación, fraude y contra la ordenación del territorio en la causa abierta por el desarrollo del complejo Malibú, según informaron fuentes judiciales.

La diligencias se refieren a dicho complejo, ubicado en Marbella y desarrollado a través de operaciones urbanísticas, en las que se investiga la participación de sociedades supuestamente vinculadas al actor escocés Sean Connery y su mujer.

En este sentido, fuentes judiciales aclararon que "aún no se ha librado una comisión rogatoria a los efectos de tomar declaración" al matrimonio y precisaron que "se investiga la participación de ambos en la causa general de los convenios de Malibú".

El primero en comparecer ante el juez fue Muñoz, que entró sobre las 10.00 horas y salió de los juzgados a las 10.30 horas, quien aseguró que firmó los convenios urbanísticos relacionados con la construcción del complejo urbanístico "asesorado por los técnicos municipales", apuntaron desde la defensa, al tiempo que añadieron que "se ratificó en su declaración anterior".

A los concejales que declararon hoy, entre ellos Rafael González y Marisa Alcalá, se les preguntó por una licencia relacionada con el desarrollo del complejo urbanístico, que, supuestamente, se llevó a una comisión de gobierno marbellí.

Estas diligencias tienen su origen en la investigación de varios convenios urbanísticos, después de que la Fiscalía Anticorrupción presentara una querella al analizar el informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas sobre el Consistorio de Marbella.

En esta parte del procedimiento se investiga el convenio suscrito en enero de 2000 por el Ayuntamiento de Marbella, con Julián Muñoz como alcalde accidental, y la sociedad Malibú S.A. por el que se acordó aumentar la edificabilidad de un terreno donde estaba la casa del actor. También se investiga otro convenio con otra empresa sobre una parcela colindante y las licencias concedidas.

El Tribunal de Cuentas estimó que como consecuencia de la determinación de los excesos de aprovechamiento y por la aplicación de precios no ajustados a mercado, el Ayuntamiento marbellí se habría visto perjudicado en 2,7 millones de euros.

Asimismo, en una nueva fase de la instrucción, tras los informes emitidos por el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac), la Agencia Tributaria y la Sección de Blanqueo de la Policía Nacional, se investigan varias operaciones en las que habrían participado sociedades supuestamente vinculadas al actor escocés y su mujer.

La Agencia Tributaria cifró en 53 millones de euros los beneficios de la explotación de la promoción Malibú, con 72 apartamentos de lujo situado en primera línea de playa, en cuyo desarrollo hay "indicios suficientes que hacen pensar en la comisión de diversos ilícitos penales", algunos ya investigados con anterioridad y otros nuevos como cohecho, contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales, según el informe.

En el documento, al que tuvo acceso Europa Press, se precisa que la promoción se lleva a cabo sobre la base de tres convenios firmados por el Ayuntamiento marbellí, uno con la empresa Malibú SA, "sociedad poseída por el matrimonio Connery para la tenencia de su chalé en la costa, Casa Malibú" --según el juez instructor-- y dos con By the Sea, "en los cuales no se respeta la legalidad vigente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine