04 de mayo de 2013
04.05.2013

El jeque Al Thani amenaza con renunciar al proyecto del puerto de La Bajadilla

"Lo siento, no puedo trabajar de esta manera. No tienen principios de igualdad y respeto, ni aprecio hacia los inversores", dijo en Twitter

04.05.2013 | 00:43
Infografía del megaproyecto que había presentado el jeque para la ampliación del puerto deportivo de La Bajadilla de Marbella.

El jeque qatarí Abdullah ben Nasser Al Thani amenazó ayer con renunciar al proyecto de ampliación del puerto de La Bajadilla de Marbella a no ser que la Junta de Andalucía le demuestre respeto y le trate con «igualdad, justicia y equidad». Así lo dijo a través de Facebook y Twitter después de que la Agencia Pública de Puertos de Andalucía anunciase la apertura de un expediente de rescisión de contrato por el «incumplimiento generalizado de las obligaciones y tras haber obviado los reiterados requerimientos de la Administración, sin la más mínima justificación, lo que ha desembocado en una situación de abandono».
Sin embargo, el jeque Al Thani, que incidió en que espera «que todo el mundo sepa este asunto», se quejó del trato recibido por la Junta de Andalucía y pidió igualdad, justicia y equidad. «Estamos listos desde el primer día en cuanto al Puerto, la Ciudad Deportiva y la Academia», dijo y expresó su respeto por la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, «que cooperó muy bien con nosotros» y a la que está muy agradecido.

Muy distinta es su opinión sobre la Junta, a la que acusó de no querer realmente este proyecto para la región y de no dar a las empresas la oportunidad de crear empleo. «Lo siento, no puedo trabajar con la gente de esta manera. No tienen principios de igualdad y respeto, ni aprecio hacia los inversores. No creo que vuelva a la zona, sólo en el caso de ser bien recibido, con igualdad, respeto y afecto. Adiós».

Paciencia

La Agencia Pública de Puertos de Andalucía no opina lo mismo. «Hemos tenido demasiada paciencia –aseguraban fuentes de la APPA– pero el jeque ha incumplido todos los plazos que le hemos dado».
La resolución del expediente al proyecto del jeque, propietario del Málaga CF, tiene una duración de unos 6 meses, y si en ese plazo paga y presenta el proyecto «no habrá motivo para la rescisión del contrato», explicaron fuentes de la APPA. Tras la apertura del expediente, el jeque tiene 15 días para alegar. Posteriormente, la Consejería lo estudiará y preparará una propuesta de resolución, que será sometida a trámite de audiencia.

Asimismo, el Gobierno andaluz, recabará informe de los servicios jurídicos y un dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía antes de resolver el procedimiento.

Incumplimientos

El expediente responde a los incumplimientos del contrato suscrito en diciembre de 2011 con la UTE Nasir Bin Abdullah & Sons SL, Ayuntamiento de Marbella y Puerto Deportivo de Marbella SA.

La APPA explica que el jeque no ha constituido la sociedad para gestionar el puerto y las obras de ampliación, cuyo plazo límite era enero de 2012, y que tras dos prórrogas, la APPA le impuso una multa de 30.000 euros que no ha abonado, y le dio otro plazo.

Además, tampoco ha presentado el proyecto constructivo de las obras a junio de 2012, y para lo que pidió una prórroga de 3 meses que incumplió, por lo que se le impuso otra multa de 25.000 euros –que no ha abonado–, y en enero se le dio una prórroga de 3 meses.

Al Thani no ha pagado los 750.000 euros de canon anual por la explotación del puerto en 2012, misma cuantía que ha de pagar en 2013, y que a partir del cuarto año sube a un millón de euros al año.
Asimismo, el jeque debía acreditar que cuenta con la estructura administrativa y técnica suficiente para gestionar el puerto, y no existe un «responsable de gestión del puerto, función que ha asumido el jefe de zona de la Agencia de Puertos en Málaga Poniente».

La APPA afirma que el concesionario se subrogó en los contratos vigentes en el puerto con las empresas prestadoras de servicios de marinería, vigilancia y seguridad y centro de control, las cuales en septiembre de 2012 comunicaron una «situación de impago generalizada», que a esa fecha ascendía a 136.000 euros y sigue sin abonar.

El pasado 24 de abril, el Ayuntamiento de Marbella pidió una prórroga de tres meses alegando que la UTE estaba «realizando gestiones», que la fianza de cinco millones de euros presentada a la firma del contrato cubría las multas y el pago del canon, y que es un proyecto muy importante para la llegada de cruceros y la creación de empleo. Pero la Junta ha dicho basta.

Para José Carlos Martín, consejero delegado de Marinas del Mediterráneo –firma que forma parte de la otra UTE que se presentó al concurso de La Bajadilla– la concesión «no tenía que haberse adjudicado a la Unión Temporal de Empresas liderada por el jeque, ya que el Ayuntamiento forma parte de ella y no es una empresa».

«Si el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía no anula antes la concesión, en base a los tres contencioso administrativos que hemos presentado, la Junta debería convocar un nuevo concurso público, al que nos volveríamos a presentar porque Marbella no se puede permitir que haya barcos que tengan que fondear en la bahía porque no tienen dónde hacerlo».

La Consejería de Fomento no se pronunció ayer sobre la convocatoria de otro concurso. «No hemos tomado la decisión. Preferimos agotar todos los plazos porque somos conscientes de que es un proyecto importante para Marbella».

La alcaldesa también aprovechó ayer las redes sociales para acusar a la consejera de Fomento de negarse a hablar el jueves en Málaga de La Bajadilla y anunciar ayer la rescisión del contrato. «¿Qué va a hacer la Junta con el proyecto de La Bajadilla, otros 15 años en un cajón? Las obras del hospital de Marbella también son una concesión y llevan dos años paradas, pero esa no se rescata. Respeto y lealtad?», se preguntaba precisamente desde Dubai, donde Muñoz asiste a una feria de turismo y no se descarta que aproveche para reunirse con el jeque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook