28 de enero de 2014
28.01.2014
40 Años
40 Años
Caso Minutas

Del Nido asume su culpabilidad y pide disculpas por "el error imperdonable"

Asegura que reintegrará a Marbella hasta el último céntimo y afirma no saber que lo hacía mal

28.01.2014 | 05:00
Del Nido abandona la Ciudad de la Justicia de Málaga.

El expresidente del Sevilla F.C. José María del Nido afirmó ayer que asume su «culpabilidad» y su «responsabilidad» tras ser condenado por el caso «Minutas» por las irregularidades en su contratación por parte del Ayuntamiento de Marbella

«Pido disculpas por haber cometido ese error imperdonable de haber creído que actuaba bien. Quedan recursos, pero sobre la base de la asunción de culpabilidad porque no vale luchar contra lo que dice el Tribunal Supremo», señaló en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.

El mes pasado el Tribunal Supremo condenó a siete años de prisión al abogado sevillano por el caso Minutas, en relación a la corrupción en el Ayuntamiento de Marbella confirmando así los delitos de malversación y prevaricación de caudales públicos y descartando que cometiera fraude. En cuanto a la responsabilidad civil, se condenó a Del Nido a indemnizar al ayuntamiento con la cantidad de 2,7 millones de euros.

A este respecto, quiso explicar que ha sido condenado por «trabajos efectivamente realizados por minutas tarifadas». Más concretamente, dijo que su condena responde a que el Tribunal Supremo entiende que esos trabajos le fueron encomendados «por amistad» con el entonces alcalde de Marbella, hecho que perjudicó al Consistorio, ya que si lo hubieran realizado los funcionarios del Ayuntamiento y no él, se habrían ahorrado ese dinero de un asesor externo. «Yo creía en el momento que estaba haciendo las cosas bien», añadió, para insistir en su «voluntad irrevocable» de reintegrar al Ayuntamiento de Marbella «hasta el último céntimo de euro». Además, dijo que el ingreso en prisión –que debe efectuarse en 20 días aproximadamente– lo hará «con dignidad».

Respecto a su solicitud de indulto al Gobierno, –sobre la que ha iniciado una campaña de recogida de firmas– Del Nido sostiene que lo hará para intentar acreditar que puede beneficiar más a la sociedad desde la libertad que desde la prisión. Además, considera que está «reinsertado en la sociedad» lo que cree que es el fin último de la pena, ya que los hechos se cometieron hace 11 años. De igual manera, reiteró que los trabajadores que dependen de su actividad profesional pueden sufrir por su pena de prisión, ya que podría provocarles la pérdida de su trabajo.

Del Nido dijo que va a volcar su «fuerza» para intentar «rehabilitar» su nombre ante una ciudadanía a la que ha fallado: «Lo que me corresponde es asumir el error, pedir disculpas y luchar para que ese concepto de mi sea el mismo que antes». Por último, al ser preguntado por la comparación de su pena con otros condenados por el «caso Malaya» fue contundente: «No soy la persona más acertada para hablar de justicia cuando he sido condenado».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook