15 de agosto de 2014
15.08.2014
Sucesos

Los atracadores italianos caen en Marbella

Una patrulla de la Policía Local los sorprendió en la zona de Las Chapas con armas simuladas y documentación falsa

15.08.2014 | 05:00
Imagen de los dos detenidos.

Los dos ciudadanos italianos que eran buscados por su presunta implicación en sendos atracos a mano armada en bancos de la capital malagueña han sido detenidos. Considerados muy peligrosos, los dos sospechosos fueron arrestados por una patrulla de la Policía Local de Marbella durante un control rutinario en el que fueron sorprendidos con armas simuladas y documentación falsa. Fuentes municipales explicaron que la intervención tuvo lugar sobre las 10.00 horas del pasado miércoles en la zona de Las Chapas, una exclusiva zona residencial de Marbella en la que podrían estar buscando nuevos objetivos.

Los policías locales sospecharon de los fugitivos cuando estos circulaban por la zona en un vehículo. Tras darles el alto para realizarles un control rutinario, los agentes comprobaron en primer lugar que portaban armas simuladas y posteriormente que utilizaban documentos falsos, por lo que fueron inmediatamente detenidos. Ya en dependencias policiales, los agentes comprobaron los antecedentes y la búsqueda policial que pesaba sobre ellos, por lo que fueron puestos a disposición de la Policía Nacional.

Investigación

Tal y como adelantó ayer La Opinión de Málaga, el Grupo de Atracos de la Comisaría Provincial de Málaga buscaba a estos dos individuos desde la pasada semana por su presunta implicación en sendos atracos a dos sucursales bancarias de la capital malagueña. El primer asalto tuvo lugar el día 5 de agosto en el distrito de Cruz del Humilladero, donde los ladrones se llevaron un botín aproximado de 600 euros tras intimidar al personal con una pistola y un arma blanca. Tres días después, hace hoy justo una semana, apenas se llevaron 60 euros en monedas tras asaltar una sucursal en Churriana con el mismo modus operandi.

Desde entonces, los agentes siguieron la pista de dos italianos a los que pronto pusieron caras gracias a las imágenes que las cámaras de vídeo de las sucursales grabaron durante los atracos y a la información que los investigadores consiguieron en establecimientos hoteleros de la capital en los que se alojaron antes y después de los robos.

Los libros de registros de huéspedes permitieron descubrir que los ciudadanos italianos, probablemente de Nápoles, han estado utilizando al menos tres identidades falsas. Uno de ellos lo hizo bajo el seudónimo de Giuseppe Capuozzo, de 50 años de edad, mientras que de su compañero constaban al menos dos filiaciones igualmente falsas, según fuentes policiales: Antonio Capone y Genaro del Duca, en ambos casos con fechas de nacimiento que le sitúan en los 40 años.

Con los datos recabados hasta el momento y los que consigan arrancar a los detenidos durante los interrogatorios, los agentes tratan de averiguar la posible vinculación de estas dos personas con otros actos delictivos cometidos con anterioridad en otros puntos del país, ya que, como demuestra su detención en Marbella, creen que se trata de una pareja de naturaleza itinerante dedicada a cometer robos con violencia e intimidación.

De la misma manera, los investigadores han solicitado la colaboración de las autoridades italianas con el objetivo de conocer el pasado de los dos arrestados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook