20 de octubre de 2016
20.10.2016
Objetivos

La Opinión de Málaga apuesta por Marbella y San Pedro

El diario refuerza desde hoy su presencia en la ciudad de Marbella y San Pedro con la intención de abrir una nueva ventana donde los empresarios, asociaciones, vecinos, el mundo del deporte y la cultura y las instituciones locales puedan mostar sus proyectos y permitir trasladar también al resto de la provincia de Málaga la realidad de una ciudad que sólo desea mirar hacia el futuro

20.10.2016 | 05:00
Un momento de la presentación el pasado lunes en el hotel Guadalpín Banús de la edición para Marbella y San Pedro de La Opinión de Málaga.

­La Opinión de Málaga refuerza hoy su presencia en Marbella y San Pedro para impulsar la cobertura informativa de la segunda ciudad más importante de la provincia de Málaga. Hoy es un día importante tanto para este periódico como para los ciudadanos de Marbella. Para nosotros, porque La Opinión de Málaga recupera la edición que mantuvo durante cinco años en la ciudad de Marbella y que vuelve a los kioskos con la cabecera propia de Marbella-San Pedro Alcántara. Y para la ciudad de Marbella también es un día importante, pues que un medio de comunicación quiera estar presente significa que Marbella atraviesa una etapa interesante, con una sociedad civil viva y participativa y con una renacida musculatura económica y turística que debe ser contada y analizada día a día con una voz propia e independiente.

Con nuestro trabajo diario queremos ser un nuevo altavoz de los empresarios de Marbella, de las asociaciones de vecinos, del mundo de la cultura, del deporte, de la pujante industria turística, de las diversas asociaciones y de la vida municipal del segundo ayuntamiento más importante de la provincia de Málaga. Así lo hemos hecho durante diecisiete años, pero creemos que ahora es el momento adecuado para relanzar este proyecto periodístico en Marbella y San Pedro, porque después de muchos años de anomalía política, social y hasta democrática, sabemos que vinieron unos años de recuperación de la normalidad, pero ahora Marbella encara una nueva etapa pese a que le persiguen fantasmas del pasado como el pago de la deuda, la reversión de los bienes de Malaya o la elaboración de un nuevo PGOU.

Esta nueva etapa lo confirman los diferentes datos oficiales que hablan de su recuperación económica. Marbella aporta más del 3% al PIB andaluz y cerca del 10% al de Málaga; Marbella es la ciudad junto a Málaga capital y Vélez que más empleo creó en el último año; Marbella encabeza los visados de viviendas y lidera la creación de empresas o de autónomos; Marbella es la referencia turística por excelencia de la Costa del Sol, de Andalucía y de España; Marbella es el lugar de España con más densidad de restaurantes con estrellas Michelín; Marbella es junto a Barcelona la ciudad con más puertos deportivos; Marbella presenta la oferta hotelera y de golf más amplia y de calidad de Europa; Marbella es una ciudad abierta y cosmopolita donde conviven personas de más de 140 nacionalidades; Marbella, es en definitiva, una ciudad en auge, una ciudad que atrae como un imán grandes eventos y una ciudad para invertir.

Un periódico que quiera reflejar en toda su complejidad la realidad de la provincia de Málaga no puede estar ajeno a todas estas realidades y a esa gran área metropolitana que en verano puede llegar a acumular a 700.000 habitantes. Marbella es una zona con personalidad específica, con necesidades informativas propias que realcen su gran actividad económica, política, cultural y deportiva. Sólo en este ámbito hay que recordar que son varios los equipos punteros en baloncesto y que el equipo local de fútbol, por ejemplo, lidera el grupo IV de la Segunda División B del fútbol español.

Sabemos que Marbella tiene entre manos importantísimos proyectos que un medio de comunicación no puede dejar de contar al detalle. Ahí está por ejemplo el gran hotel que se proyecta, de súper lujo en la zona de Elviria, que creará centenares de puestos de trabajo y conllevará un cambio espectacular en la zona. Y ese es solo uno de tantos que van a acometerse. O la inminente llegada de dos grandes universidades privadas que operarán en el municipio. O interesantes proyectos culturales, como el que va asociado al escritor Jean Cocteau, que será un centro cultural evocador de las muchas figuras de la cultura que se han establecido en Marbella y que hacen de ella un lugar aptísimo para creadores.

Sabemos que Marbella no está sobrada de medios de comunicación o de voces propias y La Opinión llega con la aspiración de cubrir este hueco. Son decenas las asociaciones de vecinos que no encuentran suficiente eco; hay una floreciente clase empresarial liderada por el CIT que necesita canales de expresión y publicitarios.

Además, los sindicatos, partidos... necesitan un medio en el que canalizar sus opiniones y realidades más allá de lo ya conocido.
La apuesta de La Opinión de Málaga es firme. No se trata sólo de un medio de Marbella-San Pedro y para Marbella-San Pedro. Si no también de un medio que proyectará en todo el territorio la realidad de la que es la capital turística de la Costa del Sol. Y una capital necesita siempre una voz propia pero también hacerse oír en el entorno. 

Todos sabemos que Málaga es una provincia polícéntrica, en la que sin duda prima la capital, pero en la que también hay otras realidades que necesitan discurso informativo propio como sería el caso de Ronda, Antequera, la Axarquía pero sobre todo Marbella, entendida también como la gran vertebradora de esa auténtica ciudad, un continuo urbanístico que discurre a lo largo de la N 340.

Por ello, La Opinión realiza un movimiento audaz ahora que ha pasado lo peor de la crisis y cuando las empresas, sobre todo informativas, sumidas en una grave tesitura, pueden verse abocadas a la marginalidad si no ensanchan sus horizontes, varían su lenguaje, amplían público y atraen lectores de otros territorios.

Marbella es un lugar donde merece la pena invertir y un medio de comunicación también puede ser un agente de desarrollo que desde un punto de vista exquisitamente objetivo y periodístico se comprometa con la zona, con su desarrollo, con el bienestar de sus ciudadanos y con la defensa de su patrimonio e historia.

Para ello hoy llega a los kioskos la edición de La Opinión de Málaga para Marbella-San Pedro, una edición que irá aumentando de forma paulatina su implantación en la ciudad y su oferta informativa. Contamos además con una potente herramienta como es nuestra edición digital, con cerca de 70.000 lectores diarios, unos 100.000 seguidores en Twitter y casi 57.000 en Facebook donde Marbella cobrará una especial importancia para multiplicar su difusión por nuestros diferentes canales de distribución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine