18 de febrero de 2017
18.02.2017
Urbanismo

La adaptación del PGOU a la LOUA irá a pleno en marzo

Antes llevará a pleno el texto refundido con el PGOU del 86 y las indicaciones que después introdujo la Junta

18.02.2017 | 05:00
Isabel Pérez.

La concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella está ultimando el documento de adaptación el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986 a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) con el propósito de llevarlo al pleno del mes de marzo para su aprobación.

Asimismo, en los próximos días está previsto que se reúna la mesa de contratación para adjudicar el contrato de servicio para la elaboración de un informe jurídico-urbanístico sobre la situación generada tras la anulación del PGOU de 2010, lo que permitirá posteriormente sacar a concurso la redacción de un nuevo Plan General de Urbanismo.

Así lo explicó ayer la concejala de Urbanismo de Marbella, Isabel Pérez, quien informó de que el equipo de gobierno quiere llevar al pleno municipal de la semana que viene la aprobación del texto refundido del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986, «que permitirá dar mayor seguridad y agilizar los trámites urbanísticos».

En dicho pleno se aprobarán también las indicaciones que en su día por la Junta de Andalucía respecto al PGOU del 86.

«Los técnicos entendieron que era importante realizar este documento refundido previo a la adaptación del Plan General a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA)», explicó la edil Isabel Pérez, quien señaló que este documento dará mayor seguridad al recopilar todas las determinaciones ya aprobadas en un único documento.

Este documento se convertirá entonces en el texto de referencia «de los técnicos de la Delegación de Urbanismo a la hora de elaborar sus informes y a las personas interesadas en presentar documentación para cualquier tipo de trámite», por lo que contar con un texto refundido «era vital para facilitar el acceso a la información».

La concejala de Urbanismo insistió en que este texto refundido del PGOU del 86 «no plantea la entrada de nueva documentación ni implica decisiones municipales», ya que «únicamente aglutina y recopila en un único documento todo lo que se ha aprobado definitivamente con anterioridad», como la planimetría a nivel estructural, las normas urbanísticas o las fichas de planeamiento.

En este punto, la edil destacó la dificultad del trabajo realizado porque la planimetría y la documentación era anticuada y no contemplaba las alegaciones que se habían hecho, ni los desarrollos urbanísticos, ni las modificaciones realizadas y aprobadas en estos años».

Una vez aprobado en pleno, este documento se publicará en el Boletín de la Provincia y estará accesible en la página web del Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook