22 de febrero de 2017
22.02.2017
Tribunales

El Supremo rebaja las penas a cuatro condenados en el caso Fergocon

La Sala Segunda del Alto Tribunal rechaza el recurso del Ayuntamiento de Marbella

22.02.2017 | 16:40
Julián Muñoz y los hermanos Del Nido.

La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha estimado parcialmente los recursos de dos exconcejales y otros tantos extécnicos de obras del Ayuntamiento de Marbella por el caso Fergocon, en relación a las contrataciones irregulares de obras municipales a la empresa de los hermanos Del Nido por parte de Julián Muñoz, de forma que les reduce las penas desde los dos años y dos meses de cárcel y cinco de inhabilitación a un año y nueve meses de privacion de libertad y cuatro años y cuatro meses de inhabilitación. Asimismo, el Alto Tribunal rechaza el recurso de casación del Ayuntamiento de Marbella, que pedía una indemnización mayor que la declarada en la sentencia de primera instancia: 1,4 millones de euros, suma a la que en un 85% deberán hacer frente el expresidente del Sevilla Fútbol Club y el exregidor.

No hay modificación alguna ni para Del Nido ni para Muñoz, pues estos fueron sentenciados a dos años y tres meses de cárcel por un delito continuado de malversación en concurso medial con dos ilícitos continuados de prevaricación y falsedad en documento oficial, así como a pagar la indemnización referida. Tanto el abogado sevillano como la antigua mano derecha de Jesús Gil pidieron perdón por los errores cometidos y asumieron su culpabilidad. El primero, de hecho, cumple pena ya por el caso Minutas, en el que fue condenado a siete años de cárcel, y hace frente a la responsabilidad civil en ese caso. El segundo está en régimen de tercer grado por su mala salud y, como ha explicado alguna vez, sólo podrá satisfacer las continuas sanciones económicas aportando su pensión. Asimismo, ninguno de los dos recurrió en casación.

También fue sentenciado en primera instancia Óscar del Nido, en concreto a la misma pena que su hermano y el exalcalde, y otro implicado a ocho meses de prisión. En el plenario, Del Nido calificó de "deplorable" su propia conducta y aseguró que devolverá hasta "el último euro" a Marbella. No en vano, en un principio la Fiscalía Anticorrupción solicitaba para él 11 años de prisión. Reconoció que, en 2001 y 2002, se quedaba con una tercera parte del sobrecoste de las obras que el Ayuntamiento encargó a la empresa familiar para canalizar el pago de sus minutas, y que daba otra parte de las mismas tanto a Julián Muñoz como Jesús Gil, de forma que el resto se quedaba en la sociedad.

Julián Muñoz, por su parte, dijo: "Me arrepiento de todo corazón y pido perdón a Marbella", y se presentó como un "títere" de Jesús Gil, además de ofrecer parte de su futura pensión de jubilación a la ciudad. "No tuve lo que tuve que tener para enfrentarme a Jesús Gil y Del Nido", dijo. Este fue uno de los primeros juicios en los que fue evidente su mala salud.

Según consideró acreditado la Audiencia, la Gerencia de Compras y Contratación de Marbella fue creada en 2000 por Muñoz para "desvincular formalmente la actividad de la misma del Ayuntamiento y así evitar o bordear los mecanismos de control establecidos por ley", especialmente los pagos referidos a esos servicios públicos.

Del Nido, por su parte, era asesor jurídico municipal en 2001 y 2002, y ocupó "una posición preponderante en el Ayuntamiento, hasta el punto en que se convirtió de facto en una de las personas de mayor influencia y decisión dentro del Ayuntamiento junto a Julián Muñoz".

Fergocon, la empresa de los hermanos Del Nido, se creó con el fin prioritario de hacer obras para Marbella así como para canalizar el traspaso de bienes de propiedad municipal a favor de los mismos. Así, Del Nido y el exregidor se concertaron a finales de 2000 y principios de 2001 para lograr "el apoderamiento ilícito de caudales públicos mediante la aparente ejecución de actuaciones públicas a través de Fergocon", de forma que primero se le adjudicaron de forma directa obras y servicios públicos; en segundo lugar, se hizo la aparente ejecución de esas actuaciones y, en tercer lugar, se produjo el pago de facturas emitidas por la empresa. En total, fueron 17 actuaciones.

La contratación en todos los casos fue "directa y verbal", sin proyecto o presupuesto, sin contrato, sin publicidad ni concurrencia y con un fraccionamiento fraudulento de la facturación como medio de elusión parcial de la ley. Fergocon emitió 502 facturas a la Gerencia de Compras y Contratación por 5,1 millones de euros, de forma que el perjuicio final a las arcas marbellíes fue de 1,4 millones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook