23 de febrero de 2017
23.02.2017
Medio Ambiente

Marbella tendrá una red municipal de huertos urbanos con 1.000 parcelas

El Ayuntamiento adjudicará los espacios cultivables según criterios sociales, como desempleo o vulnerabilidad social, en parcelas municipales de entre 30 y 50 metros cuadrados de superficie

23.02.2017 | 05:00
Javier de Luis y Miguel Díaz presentaron la red de huertos municipal.

El Ayuntamiento creará una red de huertos urbanos en el término municipal en la que se prevé habilitar 1.000 parcelas cultivables y que serán adjudicadas según criterios sociales, un proyecto que se desarrollará en espacios de titularidad municipal en una extensión de 70.000 metros cuadrados con una inversión de 60.000 euros en 2017, según avanzó ayer el concejal de Sostenibilidad, Miguel Díaz.

El edil detalló en rueda de prensa que la iniciativa será aprobada este viernes en el pleno de la corporación, donde «se procederá formalmente a su creación», un proyecto que se irá desarrollando en distintas fases según la demanda, para lo que el Ayuntamiento acondicionará seis parcelas de titularidad municipal con el objetivo de crear un cordón de huertas en todos los núcleos poblacionales.

Así, indicó que se habilitarán dos parcelas en Las Chapas justo donde se proyecta desarrollar el Corredor Verde (que será la primera en ponerse en marcha en verano): una en el Pinar de Elviria y otra en la zona de Platero, junto a la Tenencia de Alcaldía.

En Marbella se acondicionarán otras dos parcelas, una en Arroyo Primero y otra en la zona de Guadalpín-El Pinillo, mientras que en Nueva Andalucía el espacio de huertos se instalará en La Campana y en San Pedro, en el entorno del embalse de Las Medranas.

La delegación de Sostenibilidad se encargará de realizar «los trabajos técnicos de parcelación y adaptación de los espacios de estas seis parcelas», y procederá a la redacción del reglamento que regule el uso, funcionamiento y adjudicación de las mismas, que se estima que estará aprobado en mayo.

«Los huertos urbanos son una apuesta política por la sostenibilidad en entornos de ciudad con grandes beneficios», remarcó Díaz, quien apuntó a las ventajas de este tipo de iniciativas en el ámbito medioambiental, social o económico.

En este sentido, detalló que «la plantación de estos vegetales es una forma de combatir el cambio climático y favorecer espacios ambientalmente más saludables».

En el plano económico, destacó que los huertos van a suponer «unos ingresos extra ya que se van a reducir la factura de la cesta de alimentos».

En cuanto a la adjudicación de las parcelas, que tendrán unas dimensiones de entre 30 y 50 metros cuadrados, el edil señaló que se tendrán en cuenta criterios sociales e intergeneracionales, como personas en situación de desempleo o de vulnerabilidad social o la posibilidad de que mayores y jóvenes disfruten de los huertos. Además, una de las condicionantes será el que «se utilicen técnicas de agricultura ecológica» y fomentar «nuevas formas de producir y consumir».

Desde el punto de vista urbanístico, el proyecto pretende «impulsar y revitalizar los espacios verdes dentro de la ciudad», muchos de ellos «vacíos urbanos que se han consolidado» y que los suelos «son compatibles con el Plan General del 86 con los usos de zona verde que le vamos a dar».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook