24 de febrero de 2017
24.02.2017
Urbanismo

Una nueva oficina asesorará a las familias de Marbella con problemas hipotecarios

Contará con un abogado especializado, un trabajador social y dependerá de Servicios Sociales - El litigio por la alteración de las lindes con Benahavís lleva a retirar el texto refundido del PGOU del 86

06.03.2017 | 23:32
Un momento del pleno del Ayuntamiento de Marbella.

El Ayuntamiento de Marbella volvió a vivir este viernes un pleno intenso en el que se aprobó, por unanimidad, la creación de un servicio municipal en defensa de la vivienda con personal experto para dar respuesta a las situaciones de las familias que tengan problemas con el pago de su hipoteca.

La edil de Derechos Sociales, Victoria Morales, llevó la propuesta relativa al servicio municipal, que catalogó de «esencial» y cuya excepcionalidad requiere del compromiso del pleno para dar respuesta a estas situaciones de las familias, apuntó.

La edil destacó que la delegación realiza ese asesoramiento desde la Oficina de Intermediación Hipotecaria mediante una intervención con los usurarios que presentan problemas con sus hipotecas como «reestructuraciones de la deuda, dación en pago, embargos hipotecaros y dificultades derivadas del impago», con el objetivo de evitar la pérdida de la vivienda, un servicio que valoró de insuficiente a pesar de que «lleva funcionando poco tiempo y con resultados exitosos».

En este sentido, Morales defendió la necesidad de que «se evacuen de forma urgente todos aquellos informes necesarios» para disponer de ese servicio público con un abogado experto, un trabajador social que valore la situación de económica de las familias y el apoyo administrativo. Para ello, el acuerdo aprobado ayer contempla tres puntos: «Debe ser un servicio eficaz prestado desde lo público, que los informes avalen esta prestación y que sea dependiente de la delegación de Derechos Sociales».

PGOU del 86

Uno de los puntos calientes del pleno de ayer fue la retirada del orden del día de la aprobación del texto refundido del Plan General del 86.

La edil de Urbanismo, Isabel Pérez, retiró del orden del día este punto tras los encuentros con diferentes colectivos, y en concreto con la plataforma «Ni un metro de Marbella para otra población», que mantiene un litigio contra el PP por la alteración de las lindes entre Marbella y Benahavís, que se dirime en el Juzgado de Instrucción número 3 de Marbella.

Según explicó la edil, es mejor aplazar la aprobación del refundido y «trabajar de manera más cuidadosa. Se ha entendido que el documento debe explicar con una argumentación distinta asuntos que se encuentran ahora en estudio por los jueces, como el de las lindes», remarcó la edil.

Recordó que en el texto refundido del Plan General del 86 «no se aprueba nada nuevo», sino que reúne documentación ya aprobada como «modificaciones de todo tipo, alegaciones o convenios previos al plan del 86», y ante la insistencia del Partido Popular, sentenció que el documento «no incluye ningún convenio de la época GIL».

Por otro lado, el pleno aprobó con los votos a favor de PSOE, IU, OSP y CSSP las subsanaciones realizadas en relación al expediente de cumplimiento del PGOU del 86, actuación dispuesta por el entonces consejero de Obras Públicas de la Junta en 1990, y que se materializa ahora, recordó Pérez, quien defendió que «no son cambios sustanciales».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook