25 de mayo de 2017
25.05.2017
Salud

Quirónsalud Marbella implanta con éxito un marcapasos inalámbrico

Supone un gran avance con respecto a los dispositivos tradicionales en cuanto a seguridad y calidad

29.05.2017 | 11:13

La Unidad de Arritmias del Hospital Quirónsalud Marbella ha implantado con éxito, por primera vez, un marcapasos inalámbrico. Según informó el centro, pocos hospitales en España han comenzado a usar este dispositivo, que supone una revolución en cuanto a la seguridad y la calidad de vida del paciente, al tratarse de un mecanismo sin cables, en miniatura y con una colocación menos invasiva. El artífice de la implantación ha sido el doctor José Luis Peña Hernández, cardiólogo del Área de Arritmias del Hospital Quirónsalud Marbella, quien contó con la colaboración del doctor José Luis Martínez Sande. Según destaca, «el dispositivo Micra, de la compañía Medtronic, consiste en un marcapasos llamado comúnmente ´sin cables´, en miniatura porque tiene un volumen de menos de 1 cc, diez veces menor que un marcapasos convencional, que se coloca directamente dentro del corazón y prescinde de los electrodos. En lugar de puncionar la vena a nivel del subclavia (cerca del hombro) para implantarlo, se obtiene un acceso venoso a nivel de la pierna para introducir un catéter que permite colocarlo en el lugar preciso del ventrículo derecho», dijo.

Es en las características propias del prototipo donde se encuentran las principales ventajas frente a dispositivos tradicionales, especialmente en «la capacidad de estimular el corazón en pacientes que presentan trastornos del ritmo cardiaco (enlentecimiento del mismo) sin necesidad del implante de cables, que es la principal fuente de complicaciones en los marcapasos convencionales que utilizamos hoy en día, por dislocaciones, fracturas, infecciones, etc», aseguró el doctor Peña Hernández.

El marcapasos inalámbrico se inserta a bordo de un pequeño catéter a través de la vena femoral, en la ingle, y, una vez el catéter ha alcanzado el corazón, entra en su interior, donde se aloja. «Se evita así la necesidad de realizar abordaje quirúrgico en la zona de la subclavia para colocar el generador, por lo que no deja cicatriz», afirma el especialista. No hay que hacer un ´bolsillo´ bajo la piel del paciente, lo que mejora enormemente la estética y su calidad de vida, reduciendo el riesgo de dificultades de todo tipo, además de eliminar cualquier señal externa de que la persona lleva dispositivo, dijeron.

Este nuevo aparato cubre todas las funciones que los prototipos previos efectuaban separadamente: ejerce de batería, estimula eléctricamente al corazón que sufre arritmia o se ha detenido, e informa a los médicos del estado completo del órgano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Más información


Enlaces recomendados: Premios Cine