04 de junio de 2017
04.06.2017
Costal de Sol

Marbella se convierte por unos días en el epicentro del sector de lujo internacional

La 7ª edición de Marbella Luxury Weekend trae piezas de joyería exclusivas que solo podrán adquirirse en Puerto Banús

04.06.2017 | 05:00
Cóctel en Puerto Banús con motivo de la inauguración de la Marbella Luxury Weekend.

­La ciudad de Marbella se viste un año más de gala para recibir el verano con la séptima edición de Marbella Luxury Weekend, que se desarrolla del 2 al 4 de junio, algo que convierte a la localidad por unos días en el epicentro del sector del lujo a nivel internacional con la presentación de piezas exclusivas de joyería que solo podrán adquirirse en Puerto Banús.

El recinto náutico extiende estos días la alfombra roja para ofrecer a los visitantes un nutrido programa de eventos que aúnan moda sobre la única pasarela flotante de España dispuesta sobre un pantalán, vuelos en helicóptero para los VIP, música, baile y gastronomía de las estrellas Michelin locales maridada con Legras Champagne, el mejor espumoso del mundo según la revista Forbes.

El organizador del evento, Miguel Gómez y Molina, propietario de la prestigiosa joyería con el mismo nombre, ha preparado para la ocasión un catálogo de piezas exclusivas que solo podrán adquirirse en su negocio, como el cinturón con la primera hebilla de cerámica de alta tecnología de Core Mas, y en la ciudad se celebra su presentación a nivel mundial. Con un precio de mercado de 2.950 euros, resalta como ventajas que tiene «una dureza altísima, no se raya y es muy resistente».

Otro de los elementos destacados de esta edición del Marbella Luxury Weekend son los trabajos de escultura mecánica de Gaby Worman, única exposición de Mechanical creatures en España con piezas realizadas especialmente para el evento y la primicia mundial de varias. La artista alemana toma diminutos componentes del mundo de la relojería y de la ingeniería mecánica para componer insectos reales inspirados en las obras de Franz Kafka que estarán expuestos en Puerto Banús hasta mañana domingo, un total de 16 piezas cuyos precios oscilan entre los 6.900 euros y los 3.900 más un 21% de IVA.

La presentación a nivel nacional de las últimas colecciones de los diseñadores joyeros Franco Pianegonda (Italia), la firma Mattioli y Stenzhorn (Alemania) son otras de las novedades de este año junto con las gafas de ébano, oro amarillo y brillantes hechas a mano por la empresa malagueña Laveta Eyewear, un modelo exclusivo que se venderá en Marbella bajo pedido.

Así, Pianegonda presenta en la ciudad un total de 50 piezas en primicia realizadas en oro, diamantes y piedras preciosas. De Stenzhorn se expondrán unas 200 piezas cuyos precios oscilan entre los 1.500 euros y los 150.000 euros, entre los que destacan como modelos más exclusivos gargantillas de tanzanitas por 100.900 euros, de diamantes por 175.000 y collares de rubíes por 104.000 euros.

La firma de joyería Matioli también esta presente en la semana del lujo de Marbella con la exposición de cinco anillos únicos hechos en oro y titanio y piedras preciosas «que son únicos e irrepetibles» con una técnica que combina el tallado de las piedras y un trabajo muy fino, indicó Molina.

Alta relojería

La alta relojería también tiene su lugar y Gómez y Molina expone estos días tres relojes únicos de la firma relojera suiza Greubel Forsey y que solo podrán encontrarse en Marbella.

La música tiene su espacio diminuto en forma de tributo al artista británico David Bowie, fallecido el pasado año, para lo que la firma Raymond Weil ha producido una serie limitada y numerada de 3.000 piezas, de las que solo 30 se podrán a la venta en España, en concreto en Marbella por 1.750 euros; 250 se distribuirán en Inglaterra, unas 500 en EEUU y el resto en países asiáticos y árabes, según destacó el responsable de la compañía en España, Enrique Steensma.

El producto se presenta estos días a nivel nacional en Marbella tras darse a conocer en Nueva York el pasado jueves. Entre las características destaca el famoso rayo de Bowie, convertirdo en un referente de la cultura pop, y un retrato del artista inmortalizado en 1974 por el conocido fotógrafo de leyendas, Terry O'Neill, una fotografía grabada en el cristal de zafiro del fondo de caja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook