26 de septiembre de 2017
26.09.2017
Urbanismo

El PP de Marbella quiere aprobar el texto refundido del PGOU del 86 sin exponerlo a los ciudadanos

Afirma que son textos ya aprobados y sólo introduce algunas correcciones como las lindes con Benahavís

26.09.2017 | 05:00

La plataforma exige que no se alteren las lindes con Benahavís

  • La plataforma ciudadana Ni un metro de Marbella para otra población ha presentado por registro de entrada en el Ayuntamiento una solicitud para pedir que el texto refundido se exponga al público y para que se suprima una alegación con la que, según el colectivo, se pretende ubicar en el municipio de Benahavís una parcela del término municipal de Marbella. «No sólo es legalmente posible la apertura del trámite de información pública, sino que es deseable habida cuenta de cómo se tramitaron el PGOU de 1986 y sus modificaciones posteriores», señaló la portavoz del colectivo, Cristina Falkenberg, quien aseguró que la ley habilita a las administraciones públicas a abrir un trámite de alegaciones. La plataforma añade que es necesario descartar la Alegación 310 que altera la linde de Marbella y Benahavís en virtud del Dictamen 478/2009 del Consejo Consultivo de Andalucía que recuerda que no se puede alterar una linde a través de un PGOU, por lo que no procede incluirla como corrección de errores. La plataforma, que quiere intervenir en el pleno del viernes, afirma que sería una aberración que desde el Ayuntamiento se estuviera trabajando a favor de los intereses económicos de personas concretas (entre ellas la actual alcaldesa) y en contra del interés general de Marbella.

El nuevo equipo de gobierno de Marbella (PP-OSP) va a llevar al pleno ordinario de septiembre, que se celebrará este viernes, la aprobación del texto refundido del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986. Así lo anunció ayer la concejala de Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de Marbella, Francisca Caracuel.

Se trata de uno de los documentos más importantes para devolver la estabilidad al urbanismo del municipio después de que el Tribunal Supremo anulara en una sentencia de finales de 2015 el PGOU de 2010, elaborado y aprobado en su día por el PP, por lo que automáticamente volvió a entrar en vigor el Plan de 1986.

Caracuel afirmó ayer que la tramitación del texto refundido estaba paralizada y que el anterior equipo de gobierno había perdido mucho tiempo en el procedimiento. «Este documento tenía que llevar varios meses aprobado. Nos hemos puesto en la tarea de darle luz verde lo antes posible y lo vamos a conseguir a pesar de que no llevamos ni un mes al frente de Urbanismo», dijo.

Según la edil, la tramitación del documento requiere de un acuerdo plenario ya que no incorpora nuevas determinaciones ni modifica el PGOU en vigor. Los únicos cambios que se han introducido, ha señalado Caracuel, han sido para corregir 12 errores materiales y estructurales. «El texto refundido es un documento esencialmente técnico que recoge lo aprobado con anterioridad. Se compila y ordena la información, pero no innova ni introduce nada nuevo», dijo.

Crítica del PSOE

Sin embargo, la concejala del PSOE y exdelegada de Urbanismo, Isabel Pérez, acusó ayer al PP de emplear una tramitación exprés del texto refundido, sin la participación de los vecinos.

«Durante los dos años de nuestra gestión hemos sido meticulosos y responsables y hemos obrado conforme a la ley y con pies de plomo. Buscamos lo mejor para el municipio de la mano de los expertos. Ahora vuelven las prisas y, con ellas, todo tipo de sospechas», dijo.

La edil recordó que el grupo municipal del PP no apoyó la aprobación del texto refundido en el pleno del pasado mes de abril, cuando al documento se le añadió una enmienda que permitía la participación de los vecinos en el proceso de tramitación (enmienda impuesta por Costa del Sol Sí Puede). Ahora, añadió la edil, el PP «lo trae de nuevo al pleno para eliminar que el texto refundido salga a exposición pública».

En su argumentación, la concejala Isabel Pérez manifestó que la alcaldesa, Ángeles Muñoz, estando en la oposición, llegó a decir que «el texto refundido incluía convenios de la época del GIL y ahora al PP le parece un documento impecable», manifestó la concejala, quien acusó al grupo municipal del PP de «mentir con el único objetivo de bloquear el urbanismo».

«Vamos a estar muy vigilantes para defender los intereses generales, los de los vecinos de Marbella y San Pedro Alcántara, y que no se impongan de nuevo los intereses particulares de la alcaldesa, Ángeles Muñoz», dijo Isabel Pérez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine