28 de diciembre de 2017
28.12.2017
Investigación

Envían a prisión a un alto cargo municipal de Marbella por agresión sexual

Investigado también por malos tratos, detención ilegal y quebrantamiento de condena, no podía acercarse a su expareja a menos de 500 metros por un episodio anterior

29.12.2017 | 15:18
Tenencia de Alcaldía de San Pedro de Alcántara

 El alto cargo del Ayuntamiento de Marbella detenido el miércoles por presuntamente agredir sexualmente a su expareja ingresó ayer en prisión por orden la juez que le tomó declaración Juzgado de Violencia sobre la Mujer del municipio. Según confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), la magistrada tomó esa decisión tras comunicarle al arrestado que también le investiga por los presuntos delitos de malos tratos, detención ilegal y quebrantamiento de condena. Aunque fuentes policiales se limitaron a confirmar pocas horas antes a este diario la detención de un hombre de 43 años bajo los cargos de agresión sexual, lesiones y quebrantamiento de condena, otras identificaron al arrestado como J.C.R.A., un ingeniero técnico del Consistorio que en los últimos tiempos ha ejercido cargos de libre designación. Hasta el pasado miércoles era el jefe de Servicios Operativos de la Tenencia de Alcaldía de San Pedro Alcántara en el que ha firmado documentos de la Delegación de Obras Públicas de Infraestructuras de la mano de Opción Sampedreña.

Los delitos que se le atribuyen se habrían denunciado el martes 26 de diciembre, aunque el arresto lo ejecutó la Policía Nacional de Marbella el miércoles. Tras tomarle declaración en comisaría, el funcionario fue trasladado a primera hora de ayer al Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Marbella, donde la juez que le interrogó ordenó su ingreso en prisión «provisional comunicada y sin fianza»  al ser investigado por los presuntos delitos de «malos tratos, agresión sexual, detención ilegal y quebrantamiento de condena».

Según fuentes cercanas al caso, ese quebrantamiento tiene su origen en una condena reciente por un episodio de malos tratos de principios de año por el que se impuso a los dos una orden de alejamiento de 500 metros tras protagonizar una pelea cuando eran pareja, aunque lo cierto es que la magistrada no adoptó ayer medidas cautelares contra ella. Las fuentes añadieron que la mujer, que habría asegurado que fue introducida por la fuerza por su expareja en un coche para posteriormente ser trasladada a la vivienda del detenido, podría haber solicitado no seguir con el procedimiento, aunque esto no evitó que la Fiscalía solicitara prisión para el detenido y la juez accediera. Por último, indicaron que el acusado ha negado los hechos y que, entre otras cosas, declaró que las lesiones que presentó la víctima eran anteriores a los hechos denunciados y que fue ella la que se presentó en su casa voluntariamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine