03 de abril de 2018
03.04.2018
Política

CSSP rechaza la consulta sobre la peatonalización de Marqués del Duero

Afirma que es una coartada de PP y OSP para una peatonalización encubierta de la zona, sin estudios previos de impacto sobre el tráfico y sin la necesaria dotación de servicios

03.04.2018 | 13:44
Peatones caminan por la avenida Marqués del Duero, cerrada al tráfico.

El grupo municipal Costa del Sol Sí Puede se ha manifestado en contra del consulta popular auspiciada por la Tenencia de Alcaldía de San Pedro Alcántara sobre la peatonalización de la avenida de Marqués del Duero, que se celebrará la semana que viene, del 9 al 13 de abril, de manera telemática y el día 19 de manera presencial.

En rueda de prensa, la edil de CSSP Victoria Mendiola y el coordinador Manuel González Lolo han afirmado se trata de una consulta trampa a través de la cual PP y OSP quieren ocultar sus chapuzas electoralistas.

"Se trata de una consulta vacía de contenido y, que supone un claro engaño a la ciudadanía para así blanquear una decisión tomada de manera unilateral, sin ningún tipo de análisis veraz ni estudios técnicos que avalen una opción o la contraria", ha declarado la edil, Victoria Mendiola.

Afirman que una verdadera consulta popular debe ir acompañada de una campaña de información que garantice que los vecinos tienen los elementos de juicio suficientes para votar con pleno conocimiento de los beneficios e inconvenientes de la peatonalización.

Para CSSP, la obras realizadas hasta ahora en San Pedro Alcántara carecen de planificación global y la consulta sólo persigue hacer creer a los vecinos que tienen capacidad para gestionar lo público.

CSSP afirma que una peatonalización bien planificada puede traer seguridad a los peatones, mejoras ambientales al reducir la contaminación mejoras estéticas y activar el comercio como revulsivo turístico.

En cambio, según Manuel González Lolo, la política de peatonalización sin planificación de Rafael Piña expulsará a los residentes, convertirá el entorno en una zona de especulación, desplazará los problemas de tráfico y reemplazará el comercio tradicional por oficinas y provocará la proliferación de terrazas sin control.

El grupo municipal de izquierda sostiene que si el objetivo era fomentar la participación ciudadana, la consulta debería haberse realizado antes de acometer la obra. Por ello, CSSP recomendará a los vecinos que no participen en la consulta para evitar su legitimación, si no se hacen antes las campañas informativas y los correspondientes informes técnicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook