04 de abril de 2018
04.04.2018
Socios de gobierno

El bloqueo en los tribunales de la independencia de San Pedro abre una brecha entre PP y OSP

La formación sampedreña considera que la segregación sería un revulsivo para el desarrollo del núcleo de población y los populares «creen en la descentralización» de los órganos de gestión dentro de un municipio unido - La oposición pide una «solución política» para el encaje de San Pedro en el municipio

04.04.2018 | 05:00
Manifestantes en la plaza de la Iglesia por la segregación de San Pedro.

­La sentencia del Tribunal Supremo que rechaza el recurso de casación contra el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que desestimó anular la decisión de la Junta de denegar la separación de San Pedro abrió ayer una brecha entre las dos formaciones coaligadas en el gobierno local, PP y OSP.

Ambas formaciones, que comparten la gestión del municipio tras la moción de censura que firmaron a finales del pasado mes de agosto, ofrecieron versiones encontradas sobre el fallo con el que los tribunales vuelven a bloquear el proyecto para convertir San Pedro en un municipio.

El vicepresidente de OSP y teniente alcalde de San Pedro, Rafael Piña, calificó la sentencia de «paso atrás» en la «lucha por lo que creemos que es justo» para el núcleo de población. «La independencia sería lo mejor para el desarrollo y evolución de nuestro pueblo», agregó.

Piña señaló que su formación acata la sentencia pero «no la comparte» y aseguró que San Pedro «tiene y ha tenido identidad propia y motivos suficientes para conformarse como pueblo independiente».

La comisión ejecutiva de OSP manifestó su apoyo al expediente de segregación de San Pedro, que inició su periplo en los tribunales en 1991. En octubre de 2015, Piña, entonces teniente alcalde en el gobierno de coalición con PSOE e IU, tachó de «totalmente injusta» la sentencia en la que el TSJA se opuso a que San Pedro se independizara y recordó que la «mayoría absoluta» de los vecinos el núcleo de población se manifestaron a favor de la segregación.

«San Pedro no nació como un barrio ni de Marbella, ni de Benahavís ni de Estepona, sino con la vocación de ser un pueblo», apuntó entonces.

La postura de Piña colisiona con la valoración que ofreció el portavoz del PP y del equipo de gobierno, Félix Romero. El concejal aseguró que su formación aboga por un «municipio unido» ya que Marbella «no se entendería sin todos sus distritos y todos sus vecinos, que son quienes la conforman como una ciudad única». Frente al apoyo de OSP al expediente de segregación, el PP «cree en la descentralización» de los órganos de gestión del municipio, según Romero.

El portavoz del PSOE, José Bernal, manifestó el «máximo respeto» de su formación a la decisión del TS, pero recordó que la Comisión Promotora de la Segregación y Creación del Municipio de San Pedro Alcántara, que impulsa el proceso, «puede seguir, en el Estado de Derecho, las líneas que se marque para obtener la razón que crea oportuna hasta que esas actuaciones lleguen a su fin».

Bernal, entonces alcalde, reconoció en octubre de 2015, tras la sentencia del TSJA, la «idiosincrasia y el acervo cultural y patrimonial propios de San Pedro y la significación de los vecinos con San Pedro» y expresó su respeto ante las decisiones que pudiera adoptar la Justicia sobre la segregación del núcleo de población. «Si esa decisión fuera que San Pedro se convirtiese en un municipio más de la provincia de Málaga los respetaría de la misma forma que respeto el fallo actual», indicó entonces.

La edil de IU, Victoria Morales, aseguró que su formación apuesta por la autonomía de San Pedro, no por su segregación. Morales recordó que su formación trató de impulsar la constitución de una Entidad Autónoma Local (ELA) para que el núcleo de población asumiera competencias propias. «Quizá hubiera desembocado en una segregación sin judicializar. Pero es algo que desconocemos después de que el movimiento independentista (de San Pedro) decidiera judicializar el proceso desde el inicio», apuntó.

A juicio de la edil, la ELA era la fórmula ideal para que San Pedro tuviera competencias claras y capacidad de decisión en lugar de la duplicidad que, aseguró, existe en el gobierno municipal de coalición entre PP y OSP, formación que gestiona la Tenencia de Alcaldía de San Pedro.

La edil de Podemos, Victoria Mendiola, abogó por una solución política para concretar el encaje de San Pedro ya que «el expediente de segregación fue respaldado por la mayoría de las personas con derecho de voto».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook