18 de abril de 2018
18.04.2018
Cuentas municipales

PP y OSP aprueban en solitario los 20 millones de euros en obras para 2018 y 2019

La oposición se abstiene al considerar que el plan de actuaciones es electoralista y margina a los barrios - Unos 17 millones de los 20 previstos se ejecutarán en el próximo ejercicio, año electoral

18.04.2018 | 13:46
Una imagen del pleno marbellí.

Los grupos municipales del PP y OSP, coaligados en el gobierno municipal, han aprobado en el pleno extraordinario que la Corporación ha celebrado este miércoles las inversiones por importe de 20 millones de euros que se tramitarán durante este año y 2019. La mayor parte de la cuantía, unos 17 millones de euros, se ejecutará el próximo ejercicio, año electoral, mientras que durante 2018 se invertirá el resto.

Los grupos de la oposición, PSOE, IU y Podemos, se abstuvieron al considerar que el plan margina a los barrios populares del municipio y que el gobierno local ha programado las inversiones con una finalidad electoralista.

La partida forma parte de un fondo de 90 millones de euros, dinero que procede de la liquidación del presupuesto de 2017, que sacó adelante el anterior gobierno local con el apoyo de Podemos y la oposición del PP, y los remanentes de este ejercicio y de años anteriores.

Los 20 millones de euros servirán para financiar más de 30 actuaciones repartidas por el término municipal, según el concejal de Hacienda, Manuel Osorio. Marbella concentrará la mayor parte de las obras, unas 30; los distritos de Las Chapas y Nueva Andalucía, cuatro y tres, respectivamente; y el núcleo de población de San Pedro, cuya Tenencia de Alcaldía gestiona OSP, otras tres valoradas en más de cinco millones de euros.

Por materias, la parte más cuantiosa, unos seis millones de euros, se destinará a Deportes. Entre las actuaciones previstas destacan la sustitución del césped artificial del campo de fútbol del distrito de Las Chapas; mejoras en el Estadio Municipal, donde el equipo local de fútbol disputa sus partidos; o la construcción de un pabellón en el núcleo poblacional de San Pedro.

Además, el Plan de Barrios estará dotado con 2,1 millones de euros, un plan para mejoras en las urbanizaciones contará con 3,3 millones y la Delegación de Cultura dispondrá de dos millones de euros para habilitar una biblioteca municipal central en un recinto de 1.000 metros cuadrados de superficie ubicado en el Parque del Arroyo de La Represa que hasta ahora albergaba un Museo del Bonsái.

El PSOE acusó al equipo de gobierno de marginar a los barrios del municipio, al reservarles el diez por ciento de los 20 millones de euros. La mayor parte del porcentaje se invertirá en mejoras en la calle Málaga que había planificado el anterior gobierno local, según la principal fuerza de la oposición. «De los 20 millones en inversiones no hay nada para Divina Pastora, ni para Torres Murciano, ni Santa Marta, ni Fuente Nueva, ni Plaza de Toros. ¿Qué os han hecho los barrios? Los vecinos de esos barrios pagan impuestos y, además, con más mérito porque tienen que hacer un sacrificio mayor», apuntó el portavoz del PSOE, José Bernal.

El edil acusó al PP de dividir a los vecinos de Marbella «entre privilegiados y abandonados». «El PP ha metido el pie en el charco, en esos que se forman en Fuente Nueva o la avenida del Trapiche cuando llueve y que no quiere arreglar», apuntó.

IU criticó que el gobierno local haya planificado las inversiones sin consultar a los vecinos ni garantizar la ejecución de los proyectos ya que algunos de ellos, según la coalición de izquierdas, carecen de terrenos disponibles o de permisos urbanísticos. «Son inversiones que se quedan en el aire en este 2018 y que se proyectan, puntualmente, para 2019. Podemos decir que PP y OSP comienzan a vender humo para la campaña electoral. Algunas propuestas no van más allá de una declaración de intenciones o se quedan en la puerta de los barrios», indicó el edil Miguel Díaz.

La concejala de Podemos, Victoria Mendiola, acusó a PP y OSP de promover inversiones «con cariz electoralista para vender humo y comprar votos».

Unos 30 millones de euros del fondo de 90 se utilizarán para liquidar una deuda que generó el Ayuntamiento, entonces gobernado por el GIL, con la concesionaria del abastecimiento del agua.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook