12 de mayo de 2018
12.05.2018
Sucesos

Muere un hombre en Marbella tras ser abatido por dos sicarios

La víctima, un hombre de nacionalidad española, recibió tres disparos a quemarropa en el pecho por un individuo subido a una scooter

12.05.2018 | 15:23
Muere un hombre en Marbella tras ser abatido por dos sicarios
Imagen de la escena del crimen acordonada tras el tiroteo. El coche de color gris pertenece al hombre herido.

La víctima se disponía a bajar del coche para asistir a la comunión de su hijo cuando fue sorprendido a plena luz del día por sus verdugos - La policía baraja un ajuste de cuentas como la posible motivación detrás de este suceso

La Costa del Sol suma un nuevo suceso sangriento. Esta vez, con la muerte a tiros de un hombre de unos 36 años de edad, de nacionalidad española, que fue ajusticiado a las puertas de la Iglesia Virgen del Rocío en San Pedro de Alcántara. Sobre las 13.50 de la tarde, la víctima se dispuso a asistir a la comunión de su hijo que se estaba celebrando en el interior del mencionado templo. Antes de que pudiera bajarse de su vehículo, un potente Audi SR3, que había estacionado en la calle Maineke, dos personas subidas en una moto le abordaron sin previo aviso.

Según las primeras informaciones que han trascendido, estando en paralelo con la ventanilla del conductor, uno de los dos sicarios le habría descargado tres disparos a quemarropa que han acabado con la vida del susodicho.

Según han confirmado fuentes policiales, varias personas habrían alertado de los hechos al servicio de emergencias del 112, que a su vez ha avisado a los cuerpos de la Policía Nacional y de la Policía Local, además de los respectivos servicios sanitarios. Tras personarse a los pocos minutos en el lugar de los hechos, la víctima fue traslada de inmediato en ambulancia hasta el Hospital Costa del Sol de Marbella con pronóstico grave. Los médicos no han podido hacer nada para salvar la vida del individuo debido a la gravedad de las heridas, con tres disparos por arma de fuego en el pecho.

Con el escenario presente, es lógico que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado barajen como posible motivo del crimen el ajuste de cuentas. Según han apuntado fuentes directas a este periódico, la víctima era socio del dueño del chiringuito Heaven, localizado en primera línea de playa en la zona de Cancelada. Este establecimiento fue incendiado el pasado 4 de abril por unos encapuchados. Antes de prenderle fuego al chiringuito, asaltaron al vigilante de seguridad que estaba encargado de velar por el establecimiento. Además del Heaven, también era propietario de un conocido gimnasio de Marbella.

Inmediatamente, la zona ha sido acordonada por los agentes de la Policía para proceder a rescatar posibles pistas que puedan ayudar a esclarecer los hechos. A estas horas, la zona ya se encuentra despejada. El vehículo de la víctima ha sido trasladado a las instalaciones policiales y los bomberos han efectuado la limpieza de la calle Maineke.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook