07 de noviembre de 2018
07.11.2018
Infraestructuras

Comienzan las obras para evitar inundaciones en Nueva Andalucía

Deficiencias en el saneamiento de la calle Rubén Darío hacen que algunas viviendas se aneguen con las lluvias - Los temporales de octubre produjeron daños en diferentes zonas del municipio

07.11.2018 | 05:00
Operarios levantan la calzada con una grúa para mejorar el saneamiento de la calle.

La empresa adjudicataria del suministro de agua en Marbella ha comenzado las actuaciones para solventar los problemas de saneamiento que generan las lluvias en la calle Rubén Darío, en el distrito de Nueva Andalucía, y viales próximos.

Las actuaciones servirán para separar en dos la red unitaria del saneamiento e instalar tuberías de mayor diámetro. «Vamos a apostar por una red separativa de pluviales, de 169 metros lineales, y de fecales, de 108 metros lineales, además de crear 20 pozos de registro, 18 imbornales y otros elementos que solucionarán las incidencias», señaló ayer el concejal de Obras, Javier García, que visitó la zona junto al delegado de Nueva Andalucía, Cristóbal Garre.

Las obras estarán culminadas a principios de 2019 –el Ayuntamiento señala que el plazo de ejecución ronda los dos meses y medio– y cuentan con una dotación presupuestaria que ronda los 180.000 euros. El dinero procede de un fondo de un millón de euros que reserva cada año la concesionaria para financiar actuaciones para mejorar el saneamiento en el municipio.

Las deficiencias en el saneamiento de la calle Rubén Darío hacen que algunas viviendas de la vía se inunden con el agua de las lluvias.

Una vez concluidas estas obras, la concesionaria iniciará en una segunda fase actuaciones similares en la calle Jorge Manrique para evitar levantar simultáneamente las calzadas de la zona afectada por las inundaciones. Las labores para prevenir las anegaciones comenzaron con el arreglo del muro del colegio José Banús.

Más actuaciones


El Ayuntamiento ejecuta en la actualidad diferentes obras para mejorar el saneamiento y el drenaje de las infraestructuras de Marbella tras las lluvias torrenciales de principios de octubreque provocaron inundaciones y daños en diferentes puntos del municipio.

Una de las zonas en las que el Consistorio interviene es en Los Catalanes, en el núcleo de población de San Pedro, y en la antigua N-340 a la altura del Hotel Puente Romano, un tramo de vía en la que se forman embalses con el agua de la lluvia. En las próximas semanas comenzarán actuaciones similares en la zona de Juanar, en el barrio de La Patera.

El Ayuntamiento impulsa desde 2013 proyectos para mejorar el saneamiento de Marbella, municipio en el que una parte importante de las calle se encuentran en desnivel debido a la orografía del municipio, lo que hace que el agua de las lluvias más intensas se concentre en las zonas próximas al Casco Antiguo, el Paseo Marítimo o la avenida Ricardo Soriano, la principal vía de comunicación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook