11 de noviembre de 2018
11.11.2018
Tribunales

Archivan una causa contra el delegado de Turismo en el anterior gobierno local

Javier Porcuna señala que la gestión del anterior Ejecutivo municipal fue "irreprochable"

11.11.2018 | 05:00
El exdelegado de Turismo de Marbella, Javier Porcuna.

La juez de Instrucción número 4 de Marbella ha archivado la causa en la que se investigaba al concejal de Turismo en el anterior equipo de gobierno, Javier Porcuna, y al exresponsable del área por el supuesto uso fraudulento que hizo el Ayuntamiento de la marca Wedding Office para posicionar al municipio en el segmento turístico nupcial.

Tras las declaraciones de Porcuna y el exresponsable del área de Turismo en las diligencias previas, la juez entiende que no existe base probatoria de contenido incriminatorio objetivamente suficiente y descarta la existencia de una actuación dolosa directa, según señaló ayer el PSOE.

La magistrada señala en el auto que el Ayuntamiento utilizó la marca Wedding Office sin conocimiento del registro de la marca y que la dejó de usarla cuando se percató de ello, agregó la formación socialista.

La juez agrega que el uso de la marca no se realizó en el ejercicio de una actividad comercial o industrial, como exigiría la aplicación del tipo penal, destacó el PSOE.

«La decisión de la juez demuestra, una vez más, que la gestión del anterior equipo de gobierno fue absolutamente irreprochable desde el punto de vista judicial. Todas las causas esgrimidas por el PP se han archivado o, como ocurrió con el caso de los promotores del Freestyle, las ganamos», señaló el exdelegado de Turismo, Javier Porcuna.

El anterior Ejecutivo local, formado por PSOE, IU y OSP, gestionó los asuntos municipales tras las elecciones de 2015 hasta el verano de 2017, cuando una moción de censura impulsada por la formación sampedreña devolvió la Alcaldía a la popular Ángeles Muñoz.

Sobre la regidora, Porcuna aseguró que «su paisaje judicial se va tornando más oscuro por momentos». A las causas abiertas sobre supuestas irregularidades en la elaboración del PGOU de 2010 o en la contratación de cargos de alta dirección se suma, añadió Porcuna, «lo que pueda derivarse» sobre las tramas internas del PP con las escuchas de Villarejo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook