20 de noviembre de 2018
20.11.2018
Laboral

CCOO pide más recursos para garantizar a las kellys el convenio de hostelería

Las camareras de piso que desempeñan su labor al margen del acuerdo laboral ganan un 40 por ciento menos, según la central sindical

20.11.2018 | 05:00
Imagen de una camarera de piso en plena actividad.

CCOO pidió ayer más inspectores de trabajo para velar por el cumplimiento del convenio laboral que incluye una cláusula que mejora la situación en la que trabajan las camareras de piso en los hoteles de la provincia y que entró en vigor en agosto. Esta cláusula señala que, en caso de externalización del servicio de camarera de piso, se aplique el convenio de hostelería.

La responsable de acción sindical de CCOO y parte en la mesa negociadora del Convenio Provincial de Hostelería, María Luisa Expósito, aseguró que la entrada en vigor del convenio fue «un avance muy importante» pero reclamó que «ahora se cumpla». «Actualmente siguen externalizadas y se les aplica el convenio de limpieza en unos casos o el de la empresa externa en otros. La situación es complicada y entendemos que la Inspección de Trabajo tiene que actuar», añadió.

María Luisa Expósito participó ayer en un foro internacional especializado en turismo e igualdad que se celebró en el Palacio de Ferias y Congresos de Marbella.

Expósito aseguró que CCOO ha denunciado a varios hoteles por incumplir el convenio y reclamó que la Inspección de Trabajo vaya a estos establecimientos y exija que se aplique el convenio de hostelería. «Nos ha costado mucho trabajo meter la cláusula, pero aún no se está aplicando. Entendemos que Inspección de Trabajo no tiene medios suficientes ni recursos suficientes, pero tienen que actuar ya porque las camareras de piso siguen cobrando un 40 por ciento menos que las que se rigen por el convenio de hostelería», agregó.

Expósito lamentó que las cargas de trabajo que en la mayoría de los casos tienen que asumir estas profesionales del sector de la hostelería son muy altas e insostenibles. «Causan bajas por incapacidad o estrés porque son cargas de trabajo que no se pueden aguantar. Ahí seguimos insistiendo en que tenemos que ponernos todos a una para evitar que enfermen por ir a trabajar», lamentó.

La camarera de piso y sindicalista Laura Díaz denunció la situación precaria en la que se encuentran las profesionales. «Es prácticamente imposible que te hagan contratos de ocho horas laborales. Estamos parcialmente y los meses fuertes de verano. Nuestros trabajos son, cada vez, más precarios. Cada cuatro años te encuentras a 30 camareras distintas. cada dos años se les echa para no hacerlas fijas discontinuas», denunció.

En el acto también participó la delegada de Igualdad, Isabel Cintado, quien afirmó que no se puede perder de vista la mirada del colectivo de las camareras de piso para mejorar el sector del turismo, principal industria de la provincia de Málaga. «Ellas han hecho un gran trabajo y han supuesto un punto en inflexión en los desafios y retos que afronta le sector del turismo», agregó. En el acto también participaron la especialista regional de ONU Mujeres, Lorena Barba, o la vicedecana de Turismo de la UMA, Josefa García.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook