13 de diciembre de 2018
13.12.2018
Política

La presión de los sindicatos obliga al PP a negociar los pluses salariales

Los representantes de los empleados municipales de Marbella logran detener en dos ocasiones el pleno en el que el Ayuntamiento abordaba la concesión "abusiva e indiscriminada" de los complementos

13.12.2018 | 13:13
Sindicalistas protestas en el pleno extraordinario celebrado en Marbella.

El PP anuncia mejoras laborales para los empleados

  • La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, anunció, al término de una sesión plenaria marcada por las protestas de los representantes de los trabajadores municipales, que los presupuestos del Ayuntamiento contemplan una partida de 60.000 euros para elaborar una relación y una valoración de los puestos de empleo en el Consistorio. La medida, una de las principales demandas de los sindicatos del Ayuntamiento, es «la fórmula más segura y fidedigna y sin arbitrariedades para determinar qué puestos laborales pueden asumir una mayor responsabilidad y, por tanto, recibir un complemento de productividad», señaló. Muñoz admitió las dificultades para elaborar una relación de puestos de empleo en el Ayuntamiento, que cuenta con más de 3.000 trabajadores, pero aseguró que «no podemos seguir con una relación que no se ajusta a la realidad. Ha habido muchos cambios en las funciones que desempeñan los trabajadores, pero hay que darles tranquilidad», apuntó. IU y Podemos aseguraron que la iniciativa de contar con los fondos para elaborar la relación de los puestos de empleo es una alegación que presentaron a los presupuestos municipales, aprobados de forma inicial por el gobierno local. La alcaldesa, Ángeles Muñoz, anunció también el compromiso del gobierno local para negociar con los representantes de los trabajadores promociones internas y la consolidación y el proceso de la oferta de empleo público para 2019.

Los representantes de los empleados municipales lograron este jueves, con una movilización sin precedentes en una sesión plenaria, que el equipo de gobierno negocie con ellos el procedimiento para conceder los complementos de productividad, unos extras salariales que el PP otorga de forma «abusiva e indiscriminada», según los sindicatos.

Los líderes sindicales, provistos de silbatos y pancartas con lemas como «no más complementos, no más sobresueldos», «complementos, no; valoración, ya» o «complementos y sobresueldos, igual a privilegios», obligaron a la presidenta del pleno, la alcaldesa Ángeles Muñoz, a detener la sesión en dos ocasiones.

La primera suspensión se produjo a los pocos minutos de comenzar el pleno con el debate acerca de una propuesta de Muñoz sobre la regulación de los complementos. Las protestas de los representantes municipales pidiendo que el punto se retirara y que el equipo de gobierno se abriera a la negociación impidieron al delegado de Personal, Baldomero León, terminar su intervención. La presidenta interrumpió la sesión, que se retomó unos 20 minutos después.

La segunda pausa se produjo después de que el gobierno local aprobara la moción. La interrupción duró cerca de una hora y acabó con una improvisada reunión en la que la alcaldesa, el delegado de Personal y las presidentas del comité de empresa –órgano de representación de los empleados laborales– y de la junta de portavoces –que engloba a los funcionarios– Elvira León y Rosa Quero, respectivamente, acordaran iniciar las negociaciones para consensuar el procedimiento.

«Están de acuerdo con la negociación y hoy mismo abriremos la mesa de negociación para abordar la cuestión de las productividades. Tenemos que encontrar la forma de que las peticiones de la parte social coincidan con las necesidades del Ayuntamiento», señaló la presidenta del comité de empresa. León reclamó que el procedimiento sea objetivo y, más o menos, racionalizado para evitar «los dedazos».

La alcaldesa aseguró que el gobierno local tiene la voluntad absoluta de pactar el procedimiento y confió en lograr un acuerdo antes de que termine el año. «Asumimos el compromiso de lograr un texto que sea satisfactorio», señaló.

El delegado de Personal reconoció que «hay que darle una vuelta» al procedimiento y aseguró que dejará de aplicar la fórmula actual a partir de 2019.

La oposición reclamó al gobierno local que negocie con los representantes y pidió un procedimiento que evite «blanquear los pluses dedazos». «El PP concede los complementos de forma unilateral y arbitraria y ahonda más en la desorganización del Ayuntamiento», señaló el edil de Podemos, José Carlos Núñez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook