15 de diciembre de 2018
15.12.2018
La Opinión de Málaga
Movimiento de Limpiadoras por la Jornada Completa

"Hay compañeras con 72 años trabajando para tener una pensión digna"

La delegada sindical de CGT, Reyes Caballero, lidera un grupo de unas 300 profesionales municipales de la limpieza, desde hace dos años, reivindican el derecho de trabajar a jornada completa

15.12.2018 | 20:55
Reyes Caballero, en un momento de la entrevista.

Pide el apoyo de todos los sindicatos del Ayuntamiento y la comprensión del gobierno local para poner fin a una situación que considera "triste"

Reyes Caballero, delegada sindical de CGT, es la cara visible de un grupo de unas 300 trabajadoras de la limpieza municipales que, desde hace unos años, reclaman el derecho de acogerse a una jornada laboral de ocho horas y así poder disponer de mejores pensiones. El colectivo se manifiesta desde hace unos meses a las puertas del Ayuntamiento cada último viernes de mes, cuando la Corporación municipal celebra sus sesiones plenarias, y se distingue por portar en el Salón de Plenos camisetas moradas con el lema 'Jornada Completa ¡¡¡YA!!!'. «Tenemos compañeras con 70 y 72 años que tienen que seguir trabajando para tener una jubilación digna. Son situaciones muy tristes», lamenta.

¿Cuándo comenzaron sus reivindicaciones?
La primera fue una solicitud que hicimos por Registro de Entrada en el Ayuntamiento en octubre de 2016. Llevamos más de dos años luchando. Durante este tiempo hemos cambiando las acciones reivindicativas porque solo con las peticiones por Registro de Entrada no avanzábamos. Con el actual Equipo de Gobierno tenemos las puertas cerradas a nuestras demandas. Hemos pasado a las concentraciones pero no hay mucha implicación por parte del colectivo. No sé si por falta de información o porque estamos acostumbradas a que nos denieguen tantas cosas.

La alcaldesa les ha prometido una reunión en los próximos días.
No confío en sacar nada positivo de esa reunión. Creo que la propuesta que pondrá sobre la mesa es algo que no nos gusta, que es ampliarla jornada laboral en una hora. No nos sirve de nada porque nuestra cotización está a cuatro horas y 25 minutos y una hora más de jornada laboral sería ampliar la cotización un diez por ciento. Eso no es por lo que luchamos desde hace dos años. Se trata de lograr la jornada completa, no de ampliarla, porque es lo único que no dará la estabilidad en el futuro.

¿Cuántas limpiadoras están en esta situación?
Somos 320 trabajadoras y que soliciten la jornada completa, unas cien. En octubre se acordó contemplar un presupuesto específico para lograr la jornada completa y se aprobó, por lo que no es una cuestión de dinero.

¿Qué formas de protesta se plantean?
Es difícil que las limpiadoras de movilicen porque no lo han hecho nunca. No lo han necesitado. Pero hemos visto que lograr que se suspendan los plenos es una medida más eficaz a pesar de ser una manera menos educada que la que nosotros ejercemos. Es un camino que nunca me ha gustado porque, ante todo, hay que tener respeto. Nunca hemos querido montar el espectáculo, pero no creíamos que era tan eficaz la fórmula que usaron el viernes los compañeros. (Los representantes de los trabajadores municipales lograron el viernes suspender en dos ocasiones la sesión plenaria en la que la Corporación abordó el reglamento para otorgar unos sobresueldos que los sindicatos consideran abusivos y desproporcionados).

¿Cree que están discriminadas incluso en la forma de manifestarse?
A nosotras nos han llegado a quitar carteles reivindicativos en el Ayuntamiento antes de acceder al Salón de Plenos. El viernes no se quitaron y se dio rienda suelta a todo lo que hicieron los trabajadores. Es una forma de diferenciar a nuestro colectivo del Comité de Empresa y el resto de los compañeros. Nosotras no podemos llevar carteles, por eso siempre llevamos las camisetas reivindicativas. Porque no nos las pueden quitar.

¿Creen que el Ayuntamiento pretende externalizar el trabajo que ustedes prestan?
De hecho, se hizo. Hubo zonas, como las dependencias municipales de Parque Miraflores, en las que el servicio de limpieza se privatizó. El servicio lo prestaba una empresa externa. También hay dependencias deportivas en las que la limpieza se privatizó. Con el tripartito, esas funciones volvieron al servicio público. Por desgracia, creo que nosotras somos moneas de cambio para la parte política.

¿A qué se refiere?
Las jornadas parciales vende mucho la contratación. Donde puedo meter uno, meto dos, con lo cual es más fácil contratar en lugar de ampliar la jornada laboral, especialmente cuando vienen las elecciones.

¿Por qué no elevan su situación a la Mesa de Negociación?
No lo sabemos. Llevamos dos años luchando solas, aunque no nos gusta. Necesitamos el apoyo de todos los sindicatos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook