17 de diciembre de 2018
17.12.2018
La Opinión de Málaga
Movilización

El instituto de Las Chapas, un "final a una difícil andadura"

Los padres de los alumnos del colegio Vargas Llosa acogen "con entusiasmo" la construcción del centro

17.12.2018 | 05:00
Padres de alumnos del colegio Vargas Llosa, el viernes, en el centro.

La licitación por parte de la Junta de Andalucía del proyecto técnico para construir un instituto en el distrito de Las Chapas, al que acudirán los alumnos del Colegio Mario Vargas Llosa, es «un hito que marca la recta final de una difícil andadura», señala el presidente del AMPA La Florida, Jorge Gil, en referencia a la movilización que han protagonizado los padres de los estudiantes para lograr que el Gobierno regional impulsara el equipamiento educativo. «Recibimos la noticia con entusiasmo. Somos conocedores de que ya es cuestión de ir consumiendo los plazos administrativos que marca la normativa. Comienza la cuenta atrás», agrega.

La construcción del instituto puede durar hasta 30 meses, según ha señalado la Junta a los padres de los alumnos. Para que los menores que terminan sus estudios escolares en junio, unos 75 según el AMPA, puedan continuar su formación, la Junta habilitará aulas prefabricadas en una parcela de la zona de Trapiche Norte aún por concretar. «Se trata de una solución de urgencia. Sabemos que no es una solución digna, pero es la única que existe y la que aceptamos y asumimos sin fisuras. Las aulas prefabricadas supondrán la construcción de un centro de manera virtual», señala Gil, que recuerda que alumnos del colegio Vargas Llosa estuvieron durante su etapa de infantil en aulas prefabricadas.

El pasado curso salió la primera promoción del colegio, integrada por unos 25 alumnos que tuvieron que ser distribuidos entre tres institutos del municipio. «No es una solución positiva para esos alumnos, sino un agravio, ya que se vio vulnerado su derecho a una educación de calidad y, además, es contrario a lo que establece la ley», indica el presidente del AMPA.

La entrada en funcionamiento del instituto, que se construirá en las cercanías del Hospital Comarcal Costa del Sol, «tranquiliza a las familias de los alumnos y acaba con la incertidumbre después de tantos años porque ya conocemos con certeza a que centro irán nuestros hijos», apunta Gil.

El presidente del AMPA destaca que «queda demostrado, una vez más, que cuando existe voluntad política se solucionan las cosas». «No cejaremos en nuestro empeño hasta que la construcción del instituto sea un hecho», concluye.

@marcelperiodist

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook