22 de enero de 2019
22.01.2019
La Opinión de Málaga
Tribunales

Condenan a un odontólogo de Marbella a pagar 72.000 euros a una paciente

La sentencia dice que incumplió su obligación de efectuar un seguimiento para evitar complicaciones

22.01.2019 | 05:00
Condenan a un odontólogo de Marbella a pagar 72.000 euros a una paciente

El Juzgado de Primera Instancia número 7 de Marbella ha condenado a un odontólogo a indemnizar a una paciente con la cantidad de 72.266 euros por deficiente tratamiento ya que incumplió su obligación de efectuar un control y seguimiento para evitar complicaciones. La afectada es una mujer de 50 años que acudió a una clínica y fue atendida por el odontólogo demandado, el cual le dijo que tenía que realizarle diez implantes dentales, dos elevaciones de seno maxilar externo y una prótesis implantosoportada.

Según el abogado Damián Vázquez, de la Asociación El Defensor del Paciente, que ha tramitado el asunto, se trata de una de las condenas más altas en casos de negligencia médica odontológicas, ya que se estima completamente la demanda, al quedar acreditado las molestias, el sufrimiento y las caídas de implantes, entre otros. En la sentencia, se mantiene que la mujer tuvo un seguimiento inadecuado, dolor insoportable así como dificultad para comer, con secuelas físicas y psicológicas, además de haber pagado por el tratamiento la cantidad de 18.140 euros, dinero que ahora el fallo obliga a devolver también a la paciente.

La mujer se hizo el mencionado tratamiento odontológico el 19 de mayo del 2010, con dos elevaciones de seno maxilar, y, posteriormente, en 2012, le colocaron nueve implantes, en lugar de los diez implantes que inicialmente le fueron presupuestados, siguiendo la paciente mientras con una prótesis removible. También colocaron prótesis sobre implantes superiores.

El odontólogo ahora condenado le indicó, en ese momento, que la iba a seguir atendiendo en su clínica dental de Marbella y fue allí donde le realizó una explantación del implante 25, 22 y 24, un curetaje perimplantario, más láser y una radiografía digital intraoral. Mientras tanto, la mujer, presentó numerosos problemas con proceso infeccioso que padecía alrededor de los implantes y se le fueron cayendo varios implantes. La sentencia reconoce la existencia de negligencia médica indicando que el consentimiento informado no fue correcto, así como siguiendo el dictamen pericial, critica que después de colocar una prótesis sobre implantes hay que hacer un control y seguimiento para comprobar que todo funciona bien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook